El museo de Louis Pasteur en Arbois, Francia

Un recorrido por la casa y el legado de Louis Pasteur

El pueblo francés de Arbois esconde un pequeño tesoro científico, la casa de Louis Pasteur, convertida en un museo que recorre la vida y el trabajo de este famoso químico. 

 
Casa Museo de Louis Pasteur

Si este verano tienes previsto pasar unos días de vacaciones en Francia, te recomendamos que no abandones el país sin visitar Arbois, un pequeño pueblo situado el este, en el Departamento del Jura, y conocido por sus vinos, su rico patrimonio arquitectónico y por una casa en la que Louis Pasteur, el padre de la microbiología, la pasteurización y las vacunas, solía pasar largas temporadas dedicado a la investigación. 

En esta casa, convertida en un museo por la Academia de las Ciencias francesa, los niños podrán acercarse a la ciencia, a través del espíritu de Pasteur que les guía desde el vestíbulo y el salón-billar donde recibía a sus visitas hasta el laboratorio donde se dedicaba al estudio de los gérmenes y de las enfermedades infecciosas.

Lo más llamativo para los niños será, sin duda, el gran laboratorio, que está iluminado por cuatro ventanales y equipado con gas, agua corriente y un horno en el que incubaba los microbios, las bacterias..., para comprobar cómo se producían las infecciones. En esta habitación se conservan microscopios, probetas, caldos de cultivo y demás instrumental que recuerdan todos sus experimentos.

Pero toda la casa es un fiel reflejo de la obsesión de Pasteur por el trabajo científico. Hasta los muebles de su habitación, que incluye una pequeña oficina, una biblioteca y un archivador, muestran las preocupaciones de su dueño: estudio y reflexión.

A la salida del museo tenéis una pequeña tienda, donde junto a los recuerdos típicos, hay una gran variedad de  libros de ciencia para niños que cuentan la historia de Pasteur, proponen divertidos experimentos para los más pequeños… Eso sí, todos están escritos en francés. Así que ¡a practicar desde ya!

 

 

Gema Martín