7 claves para elegir su campamento de verano

Diversión y aprendizaje

Los campamentos, ya sean de Navidad, Semana Santa o verano, son una estupenda opción para combinar los días libres de los niños con el trabajo de los padres y que ellos aprendan y se diviertan a la vez. Toma nota de las claves a tener en cuenta para elegir el correcto.

 
Niños en un campamento

Deportes, idiomas, manualidades, de media jornada, de jornada completa y hasta con opción de dormir fuera de casa… La oferta de campamentos es tan amplia y variada que elegir al que acudirán nuestros hijos no es una tarea sencilla. Analizamos 7 aspectos claves para que escojas de forma adecuada.

1. La duración y el destino

El primer aspecto es importante a la hora de cuadrar agendas. Si necesitáis un campamento para una semana, los quincenales y mensuales quedan descartados. En este sentido, los campamentos organizados por semanas permiten una mayor flexibilidad. Igual de importante, sobre todo si se trata de un campamento urbano, es el horario de apertura, que deberás compatibilizar con tu jornada laboral.

El destino es un aspecto importante a tener en cuenta sobre todo relacionado con la edad del niño. Los más pequeños pueden sentirse más a gusto en uno cerca de su domicilio, mientras que los adolescentes estarán encantados de viajar al extranjero.

2. La temática del campamento

Los encontrarás de deportes, de aventura, de cocina, artísticos, de idiomas… Los más interesantes son aquellos capaces de combinar todo tipo de actividades, ya que así los niños no se cansarán de ninguna de ellas.

3. Las instalaciones

Marcan el punto diferenciador entre un campamento y otro. Es importante que te asegures de que reúne todas las normas de seguridad requeridas, de que cuenta con enfermería en caso de accidente y de que los equipamientos han sido sometidas a las adecuadas revisiones.

4. Los gustos del niño

No hay que olvidar que tu hijo está de vacaciones, su tiempo de estudio y esfuerzo debe dar una tregua y si quieres que disfrute de los días de campamento deberás escoger uno con actividades que le motiven y por las que se sienta atraído. Que tenga contenidos educativos no quiere decir que sea aburrido. Asegúrate de que desarrolla sus actividades en un entorno lúdico y atractivo.

5. Los valores que transmite

Compañerismo, respeto, solidaridad, diversidad, trabajo en equipo, capacidad de organización… son aspectos que un niño puedo aprender en un campamento si los organizadores se esfuerzan en ello. No desaproveches esta oportunidad de darle, además de ratos de diversión, valores para que se convierta en un adulto comprometido.

6. El equipo de monitores

Deben contar con la titulación adecuada para el trabajo que desempeñan y contar con una cierta experiencia en el trato con niños.

7. La dieta y la salud

Si tu hijo va a desayunar, comer o cenar en el campamento, asegúrate de que ofrecen un menú saludable y que cuentan con opciones para alérgicos e intolerantes en caso de que tu pequeño padezca alguna. Además, es importante que cuenten con un equipo médico mínimo que pueda atender a los pequeños en caso de emergencia.

Asesoramiento: Ertheo, consultora en educación y deporte.

 

Paula Bermejo