Gimnasia abdominal hipopresiva para el posparto

Fortalece tu abdomen y pierde hasta dos tallas de ropa

La gimnasia abdominal hipopresiva conoce cada vez más adeptas. Esta técnica de fisioterapia tiene como objetivo tonificar y reforzar los músculos abdominales y el suelo pélvico, trabajándolos desde dentro. Los ejercicios son muy específicos y necesitarás un profesional que te guíe hasta controlar la técnica.

 
mujer haciendo gimnasia

La gimnasia abdominal hipopresiva consiste en contraer los músculos dell abdomen de forma dirigida, ayudándose de la respiración. Se trata de abrir al máximo las costillas usando los músculos intercostales y metiendo el diafragama por debajo de las costillas. Estos ejercicios fortalecen todo el abdomen y muy en especial el suelo pélvico lo que resulta muy indicado para después del embarazo. Pero también involucra los músculos de la espalda lo que mejora la postura y alivia los dolores a quien los padece.

La fisoterapeuta Rakel García nos explica en qué consiste, sus ventajas y cómo se desarrolla una sesión.

1. ¿Cómo se trabaja con la gimnasia abdominal hipopresiva?

Se trabaja en apnea respiratoria, o sea, mientras se expulsa el aire de los pulmones. Así, se evita el aumento de presión que se produce al realizar los ejercicios abdominales clásicos.

2. ¿Para qué tipo de patología está indicada?

Está indicada para cualquier persona que quiera disminuir su perímetro abdominal y fortalecer la musculatura del suelo pélvico. Es especialmente efectiva durante el posparto y para aquellas mujeres que presentan problemas de incontinencia urinaria. También se utiliza para tratar otras patologías como disfunciones sexuales, menopausia, dolores de espalda, prolapso de útero y como tratamiento de recuperación tras operaciones abdominales o ginecológicas.

3. ¿Existe algún tipo de contraindicación?

Está contraindicada para mujeres embarazadas ya que puede provocar contracciones uterinas demasiado fuertes y desencadenar un parto prematuro. Sólo en caso de haber trabajado con esta técnica anteriormente al embarazo, podemos realizar algunos de los ejercicios en el momento del parto para facilitar la dilatación y expulsión del bebé.

4. ¿Cómo son las clases?

Hay que diferenciar si la mujer está dando el pecho o no. Si no lo da, se puede empezar a partir de la semana 8. Si lo da, es conveniente esperar a la semana 16. Mientras se da el pecho, aumenta la prolactina y se produce una reducción de estrógenos, que hacen que la fibras del suelo pélvico estén relajadas, lo que disminuye la eficacia del ejercicio. A partir de aquí, se pueden practicar de forma individual o en grupos reducidos pero siempre bajo la supervisión de un profesional ya que es un tipo de gimnasia muy particular.

5. ¿Cuántas veces por semana se debe practicar? ¿Durante cuánto tiempo?

Yo enseño a las mujeres en 10 sesiones , dos veces por semana. A partir de allí, ellas deben practicar los ejercicios unos 20 minutos al día para que en 6 meses se puedan ver los beneficios. Si se adopta esta disciplina, se reducirán dos tallas de ropa, lo que resulta bastante motivador.

6. Cómo se hacen los ejercicios en vídeo

 

 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon