Dos técnicas de medicina estética para recuperar el vientre plano

Tratamientos de belleza

Deshacerte de la barriguita y volver a tener una cintura bien definida después del parto no es un sueño imposible. Te proponemos soluciones a tu medida. Toma nota.

 

Partimos de la base de que ya has terminado el periodo de lactancia y, si te has cuidado mucho durante el embarazo y no has cogido más de los 11 kilos reglamentarios, ¡enhorabuena! Lo tienes fácil. Posiblemente, con masajes drenantes y presoterapia para eliminar grasas y líquidos a través del sistema linfático, algo de dieta, algunos ejercicios dirigidos a tonificar y fortalecer los músculos abdominales y un buen anticelulítico reafirmante corporal, volverás a ponerte tus vaqueros de antes.

Lo último, la criolipólisis

Si tenías algunos kilos de más antes del embarazo, puede que después de tener a tu bebé, éstos se hayan instalado en tu cuerpo, resistiéndose a su eliminación. Además de seguir las pautas de vida señaladas, la medicina estética te ofrece la criolipólisis, un tratamiento que se ha presentado como la alternativa real a las liposucciones a la hora de eliminar la grasa del cuerpo. La técnica viene avalada por un grupo de científicos liderados por el Dr. Ron Anderson, director del centro de Fotomedicina Wellman, adscrito al Hospital de la Universidad de Harvard, que fue el primero también en aplicar la energía del rayo láser para deshacerse del vello, manchas e imperfecciones.
En un principio, la criolipólisis ha llegado a España exclusivamente de la mano del Dr. Ricardo Ruiz, jefe de la Unidad de Dermatología del Hospital Ruber Internacional y director de la Clínica Dermatológica Internacional. Se trata del primer método no invasivo que elimina los adipocitos, o células grasas, de forma selectiva, mediante un sistema de frío que no daña el resto de las células cutáneas.
El tratamiento es indoloro porque las bajas temperaturas utilizadas actúan como anestesia local. El médico utiliza una ventosa para tratar la zona elegida y es el efecto del frío el que destruye las células grasas que se eliminarán posteriormente a través del proceso metabólico normal del organismo. O dicho de otra manera, por las mismas vías por las que expulsa sus productos de deshecho: orina, sistema linfático y heces. Los resultados se irán notando poco a poco, a lo largo de los cinco meses siguientes al tratamiento.
Son necesarias tres sesiones en cada zona para llegar a eliminar hasta el 70 por ciento de la grasa localizada. Se realizan cada tres o cuatro semanas, según la evolución de cada paciente.
Precios: bono de 3 sesiones a partir de 200 €.

Dermolipectomía antiflacidez

Muchas mujeres tienen la piel del abdomen muy fina. Después del parto, han aparecido en su vientre pliegues antiestéticos que no consiguen eliminar con ningún tratamiento. Su piel presenta mucha flaccidez. En este caso, el Dr. Fernández Blanco recomienda la dermolipectomía. Se trata de una intervención quirúrgica en la que se retira el exceso de piel de la zona a tratar, incluso la que puede existir también en la cara interna del abdomen. Eso sí, este procedimiento se realiza con anestesia general, tiene un posoperatorio de una semana, y será obligatorio llevar faja de comprensión durante más de un mes.

Precios: en torno a los 5.000 €

Descubre en qué consiste la dermolipectomía

 

Inmaculada López




Elige y compra en Amazon