Cómo tratar la sequedad vaginal del posparto

El sexo no debe doler

Si no existe contraindicación médica, una pareja puede reanudar las relaciones sexuales entre 30 y 40 días después del parto o la cesárea. Pero una cosa es que no haya motivos científicos para posponerlas más tiempo y  otra que tengas ganas. La sequedad vaginal es un trastorno común del posparto que puede dificultar los encuentros. Pero tiene solución.

 
Sequedad

En el embarazo, la producción de estrógenos aumenta su presencia en el organismo femenino hasta mil veces para que todo se desarrolle bien. Una vez das a luz, su concentración en sangre disminuye de forma brusca hasta los niveles anteriores a la gestación y los de progesterona aumentan desproporcionadamente. Como consecuencia de este baile hormonal, los tejidos de las paredes vaginales se atrofian y se vuelven menos elásticos, causando una sequedad en la zona que puede dificultar tus relaciones sexuales y causarte cierta molestia, mayor si das de mamar a tu hijo.

Ponle remedio

Las relaciones sexuales nunca han de ser dolorosas, tampoco en el posparto. Por lo tanto, si es tu caso, no te obligues para complacer a tu pareja, hablad del tema con tranquilidad y acude a tu médico para que te recomiende cómo combatirla.

La sequedad vaginal te hace más propensa a contraer infecciones, por lo que tu ginecólogo te hará los análisis pertinentes para descartar una cistitis y comprobará que la episiotomía ha cicatrizado correctamente y no es la culpable del dolor en la penetración.

Además, te recomendará:

  • Aumentar la duración de los preámbulos, poniendo especial atención a los besos y las caricias. Cuanto más estimulada estés, más lubricarás y más placentera te resultará la penetración.
  • Aplicarte un gel o crema lubricante que facilite el coito –contrariamente a lo que mucha gente cree no hay contraindicación alguna a usar un preservativo con este tipo de productos y el profiláctico no se romperá por emplearlo.
  • Evitar los jabones alcalinos en la higiene íntima, puesto que favorecen la sequedad vaginal.
  • Hidratarte correctamente, bebiendo al menos dos litros de agua al día.
  • En casos muy extremos, te prescribirán un tratamiento hormonal que suele ser incompatible con la lactancia.
 

Laura Jiménez




Elige y compra en Amazon