Pros y contras de dar a luz en un hospital público o privado

8 aspectos a tener en cuenta

¿Qué diferencias hay entre dar a luz en un centro publico o privado?  Descubre lo que uno y otro sistema tienen que ofrecerte en sus 8 aspectos fundamentales.

 
En el hospital

1. El tamaño del hospital

Siempre que se trate de un hospital grande que cuentan con anestesista, médicos residentes y cuidados intensivos tanto neonatales como maternos, el parto se podrá desarrollar exactamente igual en una estructura pública como privada. Ahora bien, ni todos los centros privados ni tampoco los públicos cuentan con estos requisitos. Y así, es fácil encontrar clínicas privadas pequeñas donde no existe un neonatólogo de guardia, como también hospitales públicos pequeños que no cuentan con unidad de cuidados intensivos neonatales y requieren el traslado del bebé a otro hospital en caso de complicaciones.

2. El aspecto económico

La cuestión económica, convierte a la sanidad pública en una opción al alcance de todos y a la privada, sólo de unos cuantos.

3. El equipo de profesionales

Muchas mujeres se decantan por lo privado, porque buscan la proximidad del ginecólogo que les siguió el embarazo y asegurarse de que será él mismo quien les asistirá en el parto, algo que sin embargo, no siempre es posible. Otras, en cambio, prefieren ponerse en manos de la sanidad pública, donde generalmente hay muy buenos equipos de profesionales. El problema es que no siempre pueden prestar la atención que desearían a sus pacientes por su sobrecarga de trabajo.

4. La habitación

Aunque ya no es una ventaja exclusiva de las privadas, en muchos hospitales públicos todavía hay que compartir la estancia con, al menos, otra mamá. Y ésta es una de las razones que empuja a muchas mujeres a optar por los primeros, donde las habitaciones son individuales –generalmente con cama para el acompañante-, los servicios de restauración muy cuidados y además se garantiza el respeto a la intimidad. Las maternidades públicas de nueva creación han planificado sus instalaciones de acuerdo a las nuevas demandas -como dar a luz en la habitación donde se dilata, sin pasar por un paritario tradicional e ingresar luego una habitación individual - y no tienen nada que envidiar a la privada.

5. Los medios técnicos

En este caso, si bien es cierto que la mayor rapidez y accesibilidad en cuanto a pruebas diagnósticas la encontrarás en la privada, no todos los centros privados están igual de bien dotados.

6. Parto natural y apoyo a la lactancia 

Aunque se han hecho grandes progresos, la lactancia materna sigue encontrando ciertos obstáculos para su instauración óptima y uno de los principales impedimentos es precisamente el sistema sanitario –tanto el público como el privado- y algunos métodos erróneos aplicados en las maternidades, como el no respeto al contacto piel a piel con el bebé después del parto. Afortunadamente, esto también ha empezado a cambiar gracias a la iniciativa de muchos pediatras y matronas y a la puesta en marcha en España de la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN), que ampara la OMS y UNICEF.

7. La tasa de cesáreas

Las cifras de cesáreas son muy diferentes según la fuente consultada y del centro del que se trate. En la actualidad, se observa una ligera baja de la tasa, especialmente en los centros públicos, aunque estamos aún alejados del 15 por ciento recomendado por al OMS. Los motivos son variados: desde la espinosa cuestión de que el hospital se embolsa más dinero con la cesárea, pasando por los intereses de horario y calendario que pueda tener el ginecólogo, e incluso las exigencias familiares de que el parto se resuelva de la manera que desean.

8. La epidural

La anestesia epidural  se ofrece ya de forma rutinaria tanto en hospitales privados como públicos. Eso sí, debes asegurarte de que el centro escogido, especialmente si no es muy grande, cuenta con anestesista de guardia las 24 horas del día, ya que algunos hospitales no la ofertan a cualquier hora.

Asesoramiento: Dr. Joseph Maria Mallafré, ginecólogo, Dr. Luis Ruiz, pediatra, Charo Rodríguez, matrona, Dra. Ibone Olza, médico psiquiatra infanto-juvenil.

 

Vanesa Lleó




Elige y compra en Amazon