Los cambios de posición en el expulsivo mejoran el parto con epidural

Reduce daños en el periné

24/04/2012

Se puede acortar el tiempo del parto con epidural y disminuir la tasa de episiotomía con cambios de postura en el periodo expulsivo. Así lo demuestra un estudio financiado por el Ministerio de Sanidad.

 
parto

Una investigación llevada a cabo por la fisioterapeuta Carolina Walker y financiada con una beca del Ministerio de Sanidad concluye que en un parto con epidural, si la mujer cambia de posición durante el expulsivo, los problemas en el suelo pélvico se reducen en un 28 %.

En un parto con epidural, nada más terminar el periodo de dilatación, la parturienta se coloca boca arriba en posición ginecológica y empuja con cada contracción. El modelo alternativo propuesto por Carolina Walker consiste en solicitar a la mujer cambiar de posición cada cierto tiempo y a su elección -sentada, a gatas, en cuclillas o de rodillas- hasta que la cabeza del bebé baje por el canal del parto. Cuando ha bajado lo suficiente para salir con pocos pujos, la mujer se coloca de lado, con la columna vertebral y la pelvis en posición neutra y la pierna de arriba con rotación interna "porque la musculatura abdominal se ve favorecida para empujar" aclara la fisioterapeuta. Comparando con el grupo control de 95 mujeres que eligieron el método tradicional, las 196 mujeres que optaron por este modelo tardaron menos en expulsar al bebé y se redujo la necesidad de practica episiotomías. Además, casi todas las multíparas dijeron haber disfrutado más con su parto.

A los 4 meses tras el parto, la incidencia de incontinencia urinaria fue menor con esta nueva forma de dar a luz con epidural.

El estudio se publicó en el "International Urogynecology Journal"

 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon