La postural lateral reduce el daño en el parto

Disminuyen las lesiones perineales y del suelo pélvico

Los cambios de posición de la embarazada y, sobre todo, adoptar la postural lateral durante el parto reducen el daño perineal y los problema del suelo pélvico, que en muchas ocasiones pueden alargarse durante varios meses tras el alumbramiento, o incluso, cronificarse. 

 
Embarazada en la Maternidad

Un estudio liderado por la prestigiosa fisioterapeuta española Carolina Walker y publicado en la revista International Urogynecology Journal, revela que los cambios de posición de la embarazada y la preferencia por la postura lateral durante el parto, reducen el daño perineal y los problemas en el suelo pélvico hasta un 28%. Según Walker, algunos autores habían sugerido que la falta de movimientos de la madre durante las fases del parto aumentaba la posibilidad de que este acabara siendo instrumental (es decir, que necesitara de ventosa o fórceps) y, como consecuencia de ello, también aumentaba el riesgo de daños sobre el suelo pélvico de la mujer. Y esto es bastante frecuente en España, ya que normalmente las parturientas optan por la epidural, y una una vez que se le pone, se queda tumbada en la cama y no se mueve. Ahora, con esta investigación, se ha demostrado que, efectivamente, este tipo de parto con mayor movilidad de la mujer reduce el uso de fórceps y las lesiones perineales. 

 

Gema Martín




Elige y compra en Amazon