Cuando el trabajo de parto se prolonga

Cómo solucionar el problema

En ocasiones, el trabajo de parto se prolonga más de lo deseable. Este problema puede presentarse en cualquiera de las fases de parto. Las medidas que se adoptan dependen de varios factores.

 
El trabajo de parto se retrasa

Para que el parto avance de manera adecuada, una serie de factores se tienen que dar:

Cuando alguna de estas circunstancias fallan y el parto se prolonga más de la cuenta, los médicos hablan de distocia. Los recursos para solucionar el problema dependen del momento en que surge.

Retraso en la fase inicial de dilatación

Es la fase que permite que el cuello uterino se dilate los primeros 3 cm. Se considera excesivo que se prolongue por encima de las 20 horas en caso de primeriza y 13-14 horas para una multípara. En tal caso, primero se verificará que las contracciones no son las de Braxton Hicks y que tu parto se ha iniciado de verdad. Luego, se te recomendará relajarte y caminar para aumentar su eficacia. La otra alternativa es administrar oxitocina para que las contracciones sean más intensas y seguidas.

Prolongación en la fase activa

Esta fase se inicia cuando el cuello uterino ha alcanzado 4 a 5 cm de dilatación. A partir de ese momento, se calcula que tiene que abrirse 1 cm o más cada hora. El problema puede indicar una incompatibilidad entre la cabeza fetal y la pelvis lo que se solucionará con una  cesárea de urgencia. En otros casos, posiblemente te administrarán oxitocina o se romperá la bolsa de las aguas con una lanceta si aún está intacta.

Pujos ineficaces

Para una primípara, pujar durante unas 3 horas se considera excesivo. Una multípara no debería pujar más de 2 horas. Según la posición del bebé, el obstetra recurrirá a uno de los 3 instrumento de extracción: forceps, espátula o ventosa. En caso de situarse aún muy alto en el canal del parto, se procederá a una cesárea.

 

Victoria Gómez




Elige y compra en Amazon