A partir de 5 kilos del bebé, la cesárea es necesaria

El tamaño del recién nacido influye en el tipo de parto

Según las recomendaciones de los ginecólogos, debe practicarse una cesárea cuando el bebé pesa 5 kilos o más. 

 
Bebé que acaba de nacer

Los bebés con mucho volumen corren mayores riesgos cuando nacer por vía vaginal. Por este motivo, la mayoría de las sociedades científicas y de los ginecólogos recomiendan la  cesárea cuando su peso estimado ecográficamente, es de 5 kg o más. Así lo explica la Dra. Isabel Camaño, médico adjunto del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital 12 de Octubre, de Madrid.

Por qué bebés tan grandes

Varios factores pueden interferir en el desarrollo del bebé y su tamaño al nacer. La madre grande es candidata a tener un hijo de mayor peso a cada gestación lo que no es impedimento al parto vaginal si no existe desproporción pelvicocefálica. Otro factor de riesgo es la diabetes gestacional que puede dar lugar a bebés de peso superior a lo que se espera dado el tamaño de la embarazada. 

Cuándo programar una cesárea

Si bien lo habitual es programar una cesárea cuando el bebé pesa 5kg o más, en los casos de embarazadas diabéticas o en aquellas de bebés de gran tamaño y con cesárea anterior, se recomienda practicar una cesárea cuando el niño pesa 4,5 kg. “Las causas de estas excepciones están en que los hijos de mujeres diabéticas tienen una distribución de la grasa característica que determina un mayor riesgo de lesiones intraparto por estancamiento de los hombros”, explica la Dra. Camaño. En los casos de cesáreas anteriores, no están claras las razones para una nueva intervención quirúrgica a partir de 4,5 kg, pero se aduce la escasa probabilidad de éxito de parto vaginal y la mayor probabilidad de rotura uterina.

Asesoramiento: Dra. Isabel Camaño, médico ajunto del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital 12 de Octubre, de Madrid.

 

Gema Martín