Cosméticos hechos con flores

Algo más que un aroma

Flores como la del ciruelo, el jazmín o la peonía son muy útiles en el mundo de la cosmética. Repasamos sus usos y los productos donde las encontrarás.

 

La rosa de mosqueta es útil en el tratamiento de las cicatrices y la prevención de las estrías, la caléndula es una estupendo calmante de las irritaciones cutáneas, la lavanda un dulce perfume... Pero hay otras flores menos comunes en cuanto a su uso pero con estupendas propiedades para tu piel.

La flor de ciruelo

Es el símbolo de la resistencia ante la adversidad en la cultura china, ya que este árbol logra florecer hasta en invierno. Además de su belleza y un aroma inconfundible, que podrás apreciar en esta colonia de L’Occitane (100 mL 39,50 €); posee propiedades depurativas, por lo que es ideal para limpiar la piel. Compruébalo con este gel de ducha enriquecido con cáscaras de almendra para una exfoliación suave, también de L’Occitane (200 mL, 13 €).

El jazmín

Su dulce aroma se impregna en tu memoria sin poder olvidarlo. El jugo de sus hojas se usa para aliviar el acné. Además, es muy útil para hidratar pieles delicadas y mejorar las cicatrices. Es un estupendo relajante, por lo que puede aplicarse para dar masajes. ¿Te atreves con el rey de las flores? Pues prueba el Eau de toilette Brume de Jasmin, de Berdous (80 mL, 41 €); la mascarilla exfoliante, de Oriflame (50 mL, 7,95 €), o la bomba de burbujas para el baño Sex bomb, de Lush (200 g, 4,85 €).

El nenúfar

Flotando tranquilas sobre un estanque, estas flores han sido utilizadas durante siglos como afrodisiaco, cociendo sus hojas y tomando el brebaje a modo de infusión. En cosmética, son útiles por sus poderes calmantes, hidratantes y revitalizantes. Es el caso de la línea Atashi, de la que recomendamos Itsu, una estupenda crema antiarrugas (50 mL, 33,50 €). Además, su dulce aroma se emplea frecuentemente en perfumería. Christian Lacroix lo combina con flores de ciruelo, notas cítricas, especias y almizcle en esta fragancia (75 mL, 33,50 €).

La verbena

Además de un sonoro nombre y un agradable sabor, la verbena posee propiedades calmantes y refrescantes y es común encontrarla en productos para el cuidado corporal ya que es hidratante, tonificante y nutritiva. L’Occitane posee una completa gama protagonizada por esta planta, de la que destacamos sus toallitas para manos y cuerpo (15 toallitas, 5 €) y unas sales exfoliantes que incluyen naranja, geranio, limón, uva, albaricoque y almendras dulces (400 g, 26,50 €). Mientras, Yves Rocher la incorpora a una aromática colonia (125 mL, 14,30 €), un gel de ducha (200 mL, 3,90 €) y un desodorante en roll-on (50 mL, 3,90 €).

La peonía

Esta bellísima flor se marchita con tanta rapidez que verla florecer es un auténtico regalo. Admirada en la cultura china, su aplicación a la cosmética se debe a que es un fabuloso anti-irritante y antioxidante y a que posee acción calmante. Klorane la ha elegido para uno de sus champús, (200 mL, 8,75 €) y L’Occitane para la leche de belleza, cuya textura se absorbe rápidamente, dejando la piel hidratada y con un dulce aroma (250 mL, 20 €).

 

Laura Jiménez