Tu opinión sobre los miedos veraniegos

A mí me funcionó

Vacaciones

Tu bebé llora y patalea cuando intentas meterle en la piscina o la playa; el mayor sale corriendo en cuanto ve una avispa, y al ir al hotel, no quiere dormir en esa cama que no conoce..., y todos habéis renunciado a montar en piragüa tras el ataque de nervios del mediano. ¿Cómo le ayudas a superar sus temores estivales? Cuéntanoslo, añade una foto con tu hijo y tu testimonio podrá ser publicado en nuestra revista, ganando una suscripción gratuita por 6 meses a Guía del niño.