Cómo viajar en coche con los niños

Patrocinado por Compramostucoche.es

Los viajes con niños a bordo pueden parecerte eternos si no tomas las medidas necesarias para que se entretengan. Además, conviene seguir otros consejos para que no sólo sean divertidos, sino también seguros.

 
Familia en coche

Viajar con los niños es una actividad muy divertida que os hará vivir grandes momentos y afianzar vuestros lazos. Vuestro objetivo como padres será que vuestros hijos disfruten del trayecto pero también garantizar un entorno seguro, y eso se aplica tanto a las largas distancias como a las cortas.

Toma nota de estos consejos para que vuestros desplazamientos en coche sean siempre seguros.

1. Si vais a hacer un viaje largo, haz una revisión al coche para asegurarte de que las ruedas, el aceite, los filtros, el motor, los limpiaparabrisas... están en perfecto estado. Comprueba la presión de las ruedas y no olvides valorar si el coche va a ir muy cargado o no para darles las presión adecuada.

2. Los niños deben viajar siempre sentados en un sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso –que no a su edad– y con los arneses o cinturones de seguridad abrochados. No debes que viaje con ellos sin atar con la excusa de "si son cinco minutitos". Un alto porcentaje de los accidentes infantiles se dan en trayectos cortos; no te relajes en ellos.

3. Elige una silla de seguridad de calidad y adecuada a la talla y peso de los niños, aunque eso te obliga a comprar más de una a lo largo de su infancia.Los encontrarás clasificados por grupos: el 0 va hasta los 10 kilos; el 0+ a los 13, el 1 de los 9 a los 18 kg, el 2 de los 15 a los 25 kg y el 3 de los 22 a los 36 kg. Hay modelos multigrupo que agrupan a varios de ellos. Consulta los test de calidad que se hacen a estos sistemas de retención antes de escoger uno y una vez adquirido asegúrate de que sabes anclarlo correctamente al chasis de tu vehículo.

4. Si la silla lo permite, colócala en el sentido contrario a la marcha. Diversos estudios han señalado que esta es la posición más segura para el niño ya que, en caso de impacto, la fuerza del golpe no irá a parar sobre su delicado abdomen, sino sobre la propia silla. Además, su cabeza nunca debe asomar por encima del respaldo; si es así, tu hijo necesita una silla de un grupo superior.

5. Si tu hijo tiene tendencia a marearse durante el viaje, procura distraerle poniendo los discos con sus canciones favoritas, jugando a algún divertido juego o hablándole para que se concentre en otra actividad. Lleva además una bolsa a mano y una muda por si quiere vomitar.

6. Haz paradas cada dos horas para descansar y estirar las piernas e hidrata a tu pequeño durante el trayecto, sobre todo si hace mucho calor. En estos casos conviene no abusar del aire acondicionado, pues los niños son muy sensibles y podría acatarrarse. Lleva una pequeña mantita en la parte trasera del coche para arroparle si notas frío.

7. La nueva normativa en materia de seguridad vial que entró en vigor el 1 de octubre de 2015 obliga a que todos los niños que midan menos de 135 cm viajen en los asientos traseros de los vehículos, salvo que todos estén ocupados. No llevar el sistema de retención adecuado está sancionado con una multa de 200 € y la pérdida de 3 puntos en el carnet de conducir.