3 disfraces ganadores

Premiados en uno de nuestros concursos

En 2010, organizamos un concurso sobre disfraces caseros y estas fueron las ideas ganadoras. 

 
Romano

Mª José Vidal García vistió a su pequeño de romano con materiales 100% reciclados. Una camiseta blanca larga sirve como túnica. La capa puede hacerse con un trozo de papel seda o una cartulina. Para el cinturón, “recicló” el papel con el que envuelven los ramos de flores en las floristerías, pero también puede servirte un trozo de papel pinocho, una vieja tela, papel seda… Para la corona, coge hojas de algún árbol del parque o elabórala con papel de plata y cartulinas. ¡Que guapo está nuestro pequeño Emperador!

Troglodita

Belén González Sobrino nos propone disfrazar a nuestros hijos de trogloditas. Ella lo elaboró usando un viejo peto con estampado animal. Si no dispones de uno, en cualquier tienda de retales encontrarás algo que te sirva. Corta una casaca ancha con un tirante cruzado al hombro. Con una cartulina blanca, corta la forma de un hueso y colócala sobre el pecho. ¡Ya tienes a tu pequeño hombre de las cavernas!

Regalo

María Cáceres Serna optó por vestir a su hijo de regalo. Una caja de cartón grande forrada de papel de regalo y con algunos lazos será suficiente. Quita la parte inferior de la caja para que pueda andar cómodamente y haz tres agujeros para que saque los brazos y la cabeza por ellos. ¡Ya lo tienes!