Cómo elegir el campamento de tus hijos

Claves para acertar

El precio, el tipo de actividades que harán, la edad y el carácter de tu pequeño. Muchos son los aspectos que debes tener en cuenta cuando elijáis el campamento al que acudirá este verano.

 
Elegir campamento

Los campamentos de verano tienen múltiples beneficios para los niños. En ellos se relacionan no sólo con otros de su edad, sino también más mayores y pequeños; se divierten; aprenden a convivir, respetar a los demás, cuidar la naturaleza y se dan cuenta de que las normas no existen sólo en casa o en el colegio. Pero para que tu hijo aproveche al máximo sus días en el campamento es importante que escojáis el adecuado para él. Estos son los aspectos que debéis tener en cuenta antes de matricularle:

  • El presupuesto. Comparad precios para encontrar la opción que mejor se ajuste a vuestra situación económica y, si no puede ir con sus amiguitos porque es demasiado caro, explicádselo con calma.
  • La duración del campamento. El número de días que puede estar en casa varían según la edad del niño, pero en general lo ideal es que duren 15 días para que se integren plenamente en la vida del campamento, les dé tiempo a divertirse y no os eche de menos demasiado.
  • La edad del niño. Si aún no ha cumplido ocho años es mejor que acuda a uno urbano en horario de mañana y vaya a casa a comer y dormir. Para los que se organicen fuera de España es mejor esperar hasta los 12 años.
  • Sus preferencias. Siempre hay que tener en cuenta los gustos de nuestro hijo. Aunque queramos que aproveche el verano para aprender cosas, no hay que olvidar que los pequeños están de vacaciones y que si imponemos nuestro criterio verá el campamento como una imposición y no disfrutará de él.
  • Su carácter. Estos son los que más le convienen según su forma de ser:
    - Para los tímidos. Relacionarse con más niños a través de juegos guiados por adultos les ayudará a integrarse. Apúntale a aquel en que se sienta más cómodo: de deportes si se le dan bien; en inglés si domina la lengua… Si se siente a gusto con las actividades podrá centrarse en hacer amigos.
    - Para los perezosos. No le matricules en uno centrado en las actividades deportivas en exclusiva. Lo mejor es uno mixto, donde haya deporte para que lleve una vida más activa pero también otras propuestas más tranquilas.
    - Para los inquietos. Los campamentos multiaventura son los mejores para ellos, aunque no está de más que se incluya alguna clase o taller donde tenga que relajarse y controlar su impulsividad.

Asesoramiento: Silvia Álava, psicóloga y directora del área infantil del centro Álava Reyes, de Madrid.

 

Laura Jiménez




Elige y compra en Amazon