Si duerme la siesta, tu hijo aprenderá mejor

¡Comprobado!

Si te preguntas si tu hijo debe o no dormir la siesta, aquí tienes un argumento muy convincente.

 

Entre las numerosas funciones del sueño, una de las más importantes es fijar los conocimientos. En este sentido, se ha demostrado que los pequeños que duermen la siesta tienen un mejor nivel de aprendizaje que los que no la duermen. En concreto:

  • comprenden más palabras
  • aprenden mejor los conceptos nuevos
  • alcanzan una mayor capacidad de abstracción

Este es el resultado de una investigación llevada a cabo por la Universidad de Arizona (EEUU) y en la que participaron bebés de 15 meses. Además los investigadores destacaron que, para fijar bien esos conocimientos, la siesta debe realizarse entre 4 y 8 horas después del aprendizaje. Si te quedaban dudas sobre los beneficios de la siesta, quedan despejadas. 

 


Elige y compra en Amazon