9 hábitos sanos para prevenir el sobrepeso en los niños

Buenas costumbres desde la infancia

La obesidad infantil se ha convertido en un problema de salud pública en nuestro país. La Administración y los especialistas ya se han puesto manos a la obra para combatirla. Ahora te toca a ti. Prevenir el sobrepeso de tu hijo es una tarea que comienza inculcando buenos hábitos alimentarios en toda la familia.

 

Está demostrado que la mitad de los niños con sobrepeso serán obesos en el futuro, con más probabilidad de enfermar de patologías como hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia... Cada año que pasa hay más niños gorditos y, cada año, son más pequeños. 

El mejor tratamiento, la prevención

 Éstas son algunas de las medidas que puedes tomar para evitar la obesidad infantil:

  1. Ofrecer una alimentación equilibrada y planificada: 5 raciones diarias de fruta y verdura; 3 ó 4 semanales de pescado y 2 ó 3 semanales de legumbres.
  2. Repartir el menú diario en 5 comidas, con un horario adecuado y fijo. Es la mejor forma de evitar el picoteo entre horas y de hacer ingestas copiosas en el almuerzo y la cena. El tentempié de media mañana y la merienda pueden consistir en una pieza de fruta, un yogur o un bocadillo.
  3. El desayuno debe cubrir el 25 por ciento de las necesidades nutritivas de la jornada e incluir algun lácteo, cereales y fruta.
  4. Las golosinas sólo de forma ocasional. Son muy ricas en azúcar y aportan pocos nutrientes. Fija un día a la semana, preferiblemente, un sábado o un domingo, para permitirle tomarlas. Haz lo mismo con los snacks, que tienen, de media, un 48 por ciento de grasas, la mayoría perjudiciales.
  5. Utilizar agua en lugar de refrescos en las comidas. El contenido en azúcar de un refresco equivale a 6 terrones y no contiene nutrientes esenciales.
  6. Los padres deben conocer por anticipado el menú del comedor escolar, para poder complementarlo con las comidas caseras. Esos menús deberían cubrir entre un 30 y un 35 por ciento de las necesidades energéticas diarias.
  7. Realizar, al menos, una comida familiar al día. Aprovecha para inculcarle unos hábitos alimentarios saludables. Los padres son el mejor modelo para sus hijos
  8. Restringir el tiempo dedicado a la televisión, las videoconsolas y el ordenador. No deben dedicar más de 1 ó 2 horas al día, según la edad, a estos medios electrónicos.
  9. Inculcar el gusto por la actividad física regular y animar al niño a participar en deportes individuales y colectivos. Debe realizar, al menos, 60 minutos de actividad física moderada –bicicleta, natación, fútbol...–, todos o la mayoría de los días de la semana.

Asesoramiento: Dr. Javier Aranceta, presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria.

 

Gema Martín