A tu hijo le encantan los cuentos

36 meses

madre con hija

El desarrollo de su cuerpo

  • Tu hijo ya salta con ambos pies en el aire.
  • Se quita la ropa y desabrocha los botones sencillos.
  • Con tres años posee un sentido del equilibrio que le permite aguantar a la pata coja y caminar de espaldas y en línea recta.
  • A partir de los dos años y medio, las niñas suelen controlar sus esfínteres, los niños tardan algo más. El control nocturno se puede alargar hasta los 4 años o 5 años.

El desarrollo de su inteligencia

  • Reconoce su nombre escrito.
  • Toma conciencia de su sexo.
  • Nombra de dos a tres colores. A los tres años es capaz de nombrarlos todos, incluso los más complejos, como el morado.
  • Empieza a dominar el lenguaje y lo usa con mayor fluidez. Entiende de 800 a 1.000 palabras. Utiliza jerga propia, palabras sin sentido y juegos de palabras. Empieza a pronunciar mejor. t
  • Entiende el sentido de "mañana".

Su relación contigo y con los demás

  • Se muestra más receptivo ante los otros niños y coopera con ellos. 
  • Todavía muy centrado en sí mismo, no entiende que alguien no comparta su punto de vista. Por eso sufre si se siente incomprendido. Tiene muchas rabietas.
  • Puede tener problemas de rivalidad con sus hermanos mayores, y de celos con el pequeño.
  • Le surgen miedos a la oscuridad o a gente diferente (de otra raza, muy mayor, disfrazada…), así como a la soledad y a la ausencia de sus padres.

Sus juegos y sus juguetes

  • Disfruta cuando le leen el mismo cuento. Le gusta anticiparse a lo que va a pasar. Si es de animales, mejor.
  • Le gusta todo lo que tenga ruedas y recorrer con sus coches rutas con obstáculos.
  • Es el momento de jugar con agua, tierra o arena y hacer pompas de jabón.
  • Montar en triciclo fortalecerá sus pantorrillas y trabajará la flexibilidad de sus tobillos.
  • Le gusta jugar a la vida real, como vestir y desvestir a los muñecos, las estaciones de servicio, granjas, etc.

24 meses

4 años