Manualidades con material reciclado

Originales y respetuosas con el medio ambiente

Si tienes algunos materiales que ya no te sirven, como imperdibles, tubos de cartón, cartulinas y algo de hilo, puedes usarlas para fabricar una de nuestras propuestas.

 
Muñecos hechos con tubos

1. Muñecos con tubos de pegamento

Hazte con unos tubos vacíos de pegamento, pinta uno de los extremos con pintura lisa, déjalo secar y dibuja la cara de tu personaje. Con trozos de revistas y periódicos, diseña la ropa y pégala alrededor. Unos triángulos de cartulina serán suficiente para los brazos. Añade hilos de lana a modo de pelo, un tapón como si fuera un sombrero o recota los papeles con flecos y formas diferentes para darle un toque más alegre.

Móvil para la cuna

2. Un móvil para su cuna

Si quieres fabricar un móvil barato y original para su cuna sólo necesitas la tapa de una caja, botones, lana, retales de tela y algunos trozos de cartón. Pinta la tapa del color que más te guste y, cuando esté seca, pega las hebras de lana por la parte interior, para que no se vean. Recorta flores en una cartulina, coloca un botón en medio para darle más color y pégalas a lo largo de la lana. Añade trozos de tela anudados, abalorios y botones para dar más colorido.

Insectos

3. Un sinfín de bichos

Con un tornillo, un imperdible, un clip, un tubo de plástico o un viejo fusible puedes construir el cuerpo de un simpático insecto al que sólo te faltará añadir unas alas, fabricadas con un trocito de papel brillante, y unas arandelas o unas bolitas de papel de aluminio.

 

Castillo portalápices

4. Un castillo de cartón

Evita que tenga todos los lapiceros y bolis descolocados por su mesa con este castillo portalápices. Coge tubos y cajas de distinto tamaño, córtalos a alturas diferentes y píntalos con una capa gruesa de pintura. Haz lo mismo con un cartón que servirá como base. Ve colocando los tubos sobre ella hasta darle la forma que te gusta y pégalos con cola blanca, adosándolos entre ellos. Unos trocitos de cartulina de diferente color te servirán para diseñar las ventanas y las almenas.

Tambores de lata

5. Tambores con lata

Coge una lata redonda, píntala primero de blanco y, cuando se haya secado, aplica pintura de diferentes colores hasta lograr el diseño que más te guste. Líneas horizontales, verticales, rombos, círculos... ¡Todo vale! Corta un trozo de papel de estraza para la tapa y pégala tensa en la boca del tambor, doblando los bordes hacia abajo. Añade unos trozos de papel seda y adórnalo con unas gomas elásticas y ¡ya tienes tambor!

Laura Jiménez