15 cosas de casa para reciclar y hacer manualidades con los niños

¡Consérvalas!

Antes de tirarlas al cubo de la basura, recíclalas jugando con tus hijos. Envases, cartones, pinzas de la ropa, periódicos... os harán pasar un buen rato y terminarán siendo bonitas manualidades. Aquí van 15 objetos para reciclar y muchas más ideas. 

 

Cada día, un montón de objetos interesantes terminan engordando la bolsa de la basura. En vez de tirarlos, toma nota de lo que podéis hacer con ellos.

1. Tubos de cartón del papel higiénico, de cocina, de embalajes varios. Su forma redonda y alargada es perfecta  para hacer muñecos, brazos o piernas de robots de cartón y otras muchas cosas. 

2. Palitos de helado. Un material perfecto para decorar marcos de fotos, hacer  un ingenioso puzle e incluso montar un sencillo y precioso belén.

3. Latas vacías. Con muy poco más, se pueden transformar en portalápices, papeleras, floreros o instrumentos musicales para niños pequeños

4. Fotos y postales recibidas. Plastificadas y recortadas, se transforman en puzles, sets de mesa o imanes para la nevera

5. Tapones, corchos, tornillos... Con un poco de imaginación y algún otro material de deshecho, fabricarás  marionetas de dedo o caritas entre otras muchas cosas. 

6. Pinzas de la ropa. Son la base de muchas manualidades como marcapáginas, una corona de Navidad o el marco de un dibujo. 

7. Envases de detergentes. Los fabricantes de productos de la limpieza nos regalan un montón de envases de vivos colores y extrañas formas. Conviértelos en coches o  increíbles animales.

8. Hueveras de cartón. Otro material que no puede faltar en un taller de reciclado. Para hacer, por ejemplo, hocicos de animales y completar con ellos un disfraz o el primer juguete reciclado de tu bebé

9. Ropa, calcetines y guantes viejos, bisutería rota. Con muy poco más, se transforman en marionetas o disfraces caseros muy graciosos. Las perlas o piedras de la bisutería rota son los ojos de un muñeco o el detalle que falta a un marco de fotos.  La tela blanca se puede estampar para hacer cojines llenos de color y encanto. 

10. Cajas de cartón. Se transforman en un tris en una ciudad, una casa para esconderse, un  juego de arrastre para el bebé... 

11. Botellas de plástico. ¿Que te parece hacer un cerdito con la botella de agua de toda la vida? También puedes crear con ellas impresionantes flores de colores.

12. Botones, legumbres y pasta caducadas. Son indispensables para hacer maracas o cualquier pequeño instrumento musical para bebé. Se pueden usar para completar un collage, un muñeco o  montar un cuadro de animales. Los macarrones pintados y los botones pueden ser joyas curiosas

13. Papel de periódico. Es la base del papel maché que luego se modela en un montón de objetos: pisapapeles, imanes, objetos de decoración...  

14. Cápsulas de café. Vaciadas de su contenido, son joyas, adornos para el pelo, broches, pequeños maceteros, etc. 

15. Trozos de cuerda, lana, hilo, cordones de zapatos. Pocas manualidades se hacen sin su concurso. Por ejemplo, en un  disfraz de pirata o una peluca de payaso, un belén navideño o unos juguetes para bebés.

 

Magda Campos