Juegos para fiestas de disfraces

¡Que la risa no decaiga!

Si estás preparando una gran fiesta temática en casa, a los juegos tradicionales para los más pequeños, puedes añadir alguno característico de esta celebración. Atenta a nuestras propuestas.

 
Fiesta divertida

1. Fiesta temática. Una buena opción para conseguir que todos los niños acudan disfrazados a la fiesta es plantear un tema para el disfraz. Uno que nunca falla son los “Clásicos Disney”. Informa a los niños de que tienen que ir a la fiesta vestidos como algún personaje de sus películas favoritas. Aladín, Blancanieves, Mickey, el pato Donald, Buzz Lightyear… la lista es interminable, por lo que no les será muy difícil encontrar un atuendo para la ocasión. Y, ya que se trata de una fiesta temática, la decoración de la casa debe acompañar. Compra platos y vasos con sus personajes favoritos, corta el pan para sus sándwiches con la forma de la cabeza de Mickey (es la más sencilla) y, como música, usa las bandas sonoras de las películas.

2. Baile de disfraces. Los disfraces siempre llevan a comparaciones entre los niños: “el suyo es más bonito”, “no pareces un pirata”, “Blancanieves llevaba zapatos rojos y tú negros”…, que pueden empañar la celebración. Para evitarlo, puedes preparar un baile de disfraces. Es muy sencillo. Necesitarás que los niños acudan sin disfraz a la fiesta. Tú tendrás preparados varios baúles con prendas viejas o algunas que hayas elaborado con retales para la ocasión: faldas, pantalones, camisas, pelucas, sombreros, extravagantes collares y adornos para el pelo… Diles que pondrás la música y cada uno tendrá que coger una prenda de cada baúl y ponérsela antes de que tú pares la canción. Seguro que lo pasarán en grande viendo sus extraños modelos. Puedes repetirlo tantas veces como quieras.

3. ¡Viva la chirigota! A los niños les encanta cantar e inventarse divertidas estrofas como en los carnavales. Lo mejor es que uséis una canción que ya conozca. Tú puedes darle el estribillo y que él invente tantas estrofas como quiera, o canta las primeras frases y que él cree el resto. Por ejemplo, podéis usar la canción de La cucaracha. Tararea un estribillo: “Los carnavales, los carnavales son algo muy especial. Con las comparsas, con los disfraces, ¡vamos todos a bailar!” y que él cree al menos dos estrofas, hablando de algo que le haya pasado en el cole o en su familia. Si hay varios niños en la fiesta, haz grupos, que cada uno escriba una chirigota y dale un pequeño premio al que cante la más divertida.

4. Gran yincana. Los niños lo pasan en grande con las yincanas. Recorrer la casa buscando pistas que les lleven a un gran premio final les hace sentir verdaderos investigadores. Aprovecha para preparar una muy divertida escondiendo pistas por toda la casa. Si eres capaz de escribir las pistas en verso, quedará más original. En el caso de que organices una fiesta temática, intenta que las pistas estén relacionadas con ella. Por ejemplo, en el caso de los “Clásicos Disney”, las pistas pueden hacer referencia a detalles de las películas. En una pista puedes escribir: “Si la siguiente pista quieres encontrar, el peine de La Sirenita has de buscar”, que esconderás en el cajón de los tenedores, donde habrá una nueva que diga: “La señora Potts te invita a té si encuentras a Chip y acudes a la cita con él”, llevándoles al armario donde guardes las tazas y así sucesivamente. Al final, puedes plantear una prueba en la que se decida si les das el premio o no.

5. ¡Arriba el telón! ¿Te has fijado alguna vez en cuántas princesas y superhéroes se pueden juntar en una fiesta de disfraces? Son los atuendos más repetidos, pero no los únicos. Os proponemos que agrupéis a los pequeños con trajes relacionados o completamente diferentes –aún más disparatados–, monta un escenario cubierto por una sábana colgada del techo y pídeles que escriban y representen su pequeña obra de teatro. Los aplausos están asegurados.

6. ¿Quién soy? Coloca a todos los niños en un círculo y, por turnos, irán colocándose en el centro e imitando a alguno de los otros niños. Por ejemplo, si hay uno vestido de payaso, Superman deberá hacer malabares y tonterías para que los demás reconozcan a quién está imitando. Gana el que tarde menos en adivinarlo, que representará en el turno siguiente.

7. Reyes y reinas. Pocas cosas hay tan típicas del Carnaval como la coronación de la Reina de las fiestas, es que lleva el disfraz más espectacular. Convierte tu casa en una gran pasarela de modelos sobre la que vayan desfilando los pequeños y prepara una corona de cartón pintada de dorado y una medalla para honrar a tu reina y rey.

Laura Jiménez