5 juegos para experimentar con pompas de jabón

Déjales boquiabiertos

¿Qué niño no ha soñado con una pompa de jabón enorme o hacer una pompa dentro de otra? Prueba con estos experimentos y déjale con la boca abierta.

 
pompa de jabón

Para que la pompa de jabón se pueda agrandar mucho, la fórmula tiene que llevar glicerina, un producto químico que encontrarás en la farmacia y que retiene el agua. Nuestra receta para pompas de jabón resistentes te facilitará la tarea.

1. La pompa de jabón más grande del mundo

Necesitarás: 2 pajitas y una cuerda fina de algodón de unos 40 cm.

1. Corta la paja en dos mitades e introduce el cordel en su interior. Ata los dos extremos de la cuerda con un nudo y tira de ella hasta que el nudo quede en el interior de una pajita. Forma un rectángulo con las dos pajitas enfrentadas. 

2. Llena una fuente de cocina con líquido para pompas de jabón resistente que habrás dejado un rato en la nevera. Hunde el soporte en la fórmula. Sujétalo por las pajitas, estira, espera unos segundos y levántalo despacio en posición vertical manteniendo la cuerda tensa. 

3. Para llenar de aire la película de agua jabonosa, sujeta el soporte a la altura de tu cintura, elévalo y junta las manos. El aire entrará y formará una enorme pompa de jabón.

Cuando ya te salgan a la primera, prueba con un soporte más grande. Usa dos pajitas y 80 cm de cuerda.

2. Esculturas de pompas de jabón

Utiliza un alambre para hacer formas cerradas redondas, cuadradas, triangulares, círculos dentro de círculos, varios círculos seguidos... Deja siempre que sobresalga un trozo de alambre para hundir tu escultura en la fórmula. La escultura se llenará de películas de agua jabonosa irisada. Sopla y observa qué ocurre.

3. Dos pompas iguales

Corta una pajita por la mitad. Haz 4 incisiones de 1 cm en las dos puntas de las pajitas y sepáralas. Húndelas en la fórmula y sopla a la vez en ambas pajitas. Tapa el orificio de las pajitas; las pompas se quedarán pegadas en la punta y podrás comprobar si son iguales. Si las acercas, podrás hacer pompas gemelas.

4. Pompas de mesa

Vierte un poco de fórmula sobre la encimera de la cocina, ayudándote de la pajita. Sopla y haz montañas de pompas. Si introduces tu pajita llena de fórmula en el interior de una pompa y soplas, harás una pompa dentro de otra. 

5. Una pompa dentro de otra

Haz una pompa todo lo grande que puedas y deposítala sobre un plato. Moja la paja en la fórmula y con cuidado, penetra la pompa que hiciste antes y sopla una nueva pompa dentro. Cuidado, si se tocan las paredes, explotarán ambas. 

Fuente: Ciencia Mágica, de Alejandra Valllejo-Nágera. Ed. Martínez Roca.