Piñatas caseras

Fáciles y muy baratas

¿Por qué gastar dinero en una piñata cuando hacerla uno mismo es tan fácil y divertido? A tu hijo le encantará participar. Aquí facilitamos algunas ideas.

 

Piñata de cartulina

Material:

- 2 hojas grandes de cartulina gruesa  

- Cartulina más fina blanca

- Varias hojas de papel de seda en blanco

- Pegamento

- Rotuladores y lápices de colores

- Cintas de colores

Cómo proceder

Corta en las cartulinas gruesas 2 tiras de 45 cm de alto por 190 de largo. Dóblalas por la mitad y pégalas entre sí con cinta adhesiva para hacer los 4 laterales de la piñata.

Cómo decorarlas

1. Con Hello Kitty

Para Hello Kitty, habrás elegido una cartulina rosa. Ahora, dibuja en la cartulina blanca el rostro de la gatita y colorea el lazo en rosa. Pégalo en un lateral o en cada uno de ellos si lo prefieres. También puedes hacer muchas caritas y pegarlas de forma ordenada por los laterales. Descarga aquí el dibujo de Hello Kitty.

 

2. Con Bob Esponja

bob esponja

Si prefieres Bob Esponja, habrás elegido una cartulina amarilla. Te falta dibujar y pintar, según el sencillo modelo que te proponemos, los ojos y sus pestañas en una cartulina blanca. Pégalos y pinta la boca y la nariz en la cartulina amarilla. Pega dos trocitos de cartulina blanca para los dientes. Puedes hacer una cara en la parte frontal de la piñata o las 4. Tú eliges.

3. Otras ideas para decorar la piñata.

Puedes pegar cromos, pequeñas imágenes de libros o revistas, bolas de algodón de maquillaje, trozos de papeles seda de distintos colores... También queda vistozo encolar las cartulinas y pegar purpurina, trozos de serpentinas o confetis.

5. Terminación

Pega varias capas de papel de seda blanca en el fondo de la piñata para que aguante bien el peso de lo que vas a poner en ella. Grapa en los laterales las dos asas para suspendar la piñata. Las puedes confeccionar con cuerda o trozos de cinta. Termina pegando en el fondo tantas cintas de colores como invitados vais a recibir. ¡Ya tienes tu piñata!

Piñata en un globo

Material:

- Un globo grande

- Cola blanca

- Papel seda o pinocho de colores

- Cuerda y cintas de colores

Cómo proceder:

Hincha el globo y átalo. Mezcla a partes iguales cola blanca y agua. Moja un pincel y pega varias capas de papel seda de diferentes colores sobre el globo dejando un hueco por la parte de arriba para introducir las sorpresas que vas a meter en la piñata. También puedes cubrirlo por entero y recortar cuando esté seco. Una vez duro y seco el papel, corta el globo par formar el agujero. Pega las cuerdas a modo de asa y las cintas en la parte inferior. Llénala  de chuches, serpentinas y matasuegras y cuélgala en un lugar estratégico. Cuando llegue el momento, coge un palo y entregáselo al festejado que se encargará de reventar la piñata.

Magda Campos