Un Belén hecho con palos de helado

Muy original

Poner el Belén forma parte del ritual navideño anual de los hogares españoles. Aunque la tradición cristiana indica que no se debe colocar al niño Jesús en el portal hasta el 24 de diciembre,cuando nace, pocas son las familias que se resisten a hacerlo antes. Esta propuesta lo tiene en cuenta desde el principio.

 

Con hilos y botones, imprimiendo estas plantillas para hacerlo de papel y ahora con palitos de polo. Estas son nuestras propuestas de Belén para colocar en tu casa esta Navidad. Te explicamos aquí cómo hacer el Belén de palitos.

Materiales
- Siete palos de helado: cinco para la estructura del portal y dos para hacer los cuatro personajes.
- Dos palillos, para hacer los brazos de San José y la Virgen.
- Limpiapipas dorados para la corona y el cuello del ángel.
- Lana amarilla para envolve al niño Jesús como si tuviera un arrullo.
- Unas hebras de hilo marrón para pegar sobre las manos de San José y la Virgen a modo de paja.
- Témperas o pintura para madera.
- Cola blanca.

Cómo hacerlo
1. Lo primero que debes es cortar los palitos de San José, la Virgen, el niño Jesús y el ángel. Aprovecha un palo para hacer a San José y con el sobrante, al niño Jesús, al que añadirás la lana-arrullo. El otro te valdrá para María y el Ángel.
2. Pinta los palos como te indicamos en la imagen: los del portal en marrón y los de los personajes de los colores que más te gusten. ¡No te olvides de los ojos!
3. Monta la estructura del portal pegando los palitos con unas gotas de cola blanca y añade después a los personajes. Coloca por último la paja.
4. Si compras cinta magnética, puedes pegar unos trocitos detrás de tu Belén y aprovechar para pegarlo en la nevera.