Aprender a contar cantando 'Yo tenía 10 perritos'

Una canción llena de accidentados perritos para restar de 10 a 0.

 

Yo tenía 10 perritos,

Yo tenía 10 perritos,

Uno no come ni bebe.

No me quedan, no me quedan más que 9.

De los 9 que quedaban,

de los 9 que quedaban,

uno se comió un bizcocho.

No me quedan más, no me quedan más que 8.

De los 8 que quedaban,

de los 8 que quedaban,

uno se marchó a Albacete.

No me quedan más, no me quedan más que 7.

De los 7 que quedaban, 

de los 7 que quedaban,

uno se marchó en tren.

No que quedan, no que quedan más que 6.

De los 6 que quedaban,

de los 6 que quedaban,

uno se mató de un brinco.

No me quedan, no me quedan más que 5.

De los 5 que me quedaban,

de los 5 que me quedaban,

uno se marchó al teatro.

No me quedan, no me quedan más de 4.

De los 4 que me quedaban,

de los 4 que me quedaban,

uno murió de un traspiés.

No que quedan, no me quedan más que 3.

De los 3 que me quedaban,

de los 3 que me quedaban,

uno de murió de la tos.

No me quedan, no me quedan más que 2.

De los 2 que me quedaban, 

de los 2 que me quedaban,

uno se murió de un susto.

No que queda, no me queda más que uno.

El perro que me quedaba,

el perro que me quedaba,

se lo di a mi primo Bruno.

No me queda, no me queda ya ninguno.