26 claves para que un padre ayude a su hijo a crecer desde antes de nacer

A su lado desde el principio

El cuidado y la educación de un hijo es una tarea a compartir entre dos. Dos son los responsables de que esa preciosidad haya venido al mundo, y dos son los que han de procurar que crezca sano, sea feliz y se convierta en un adulto maduro. Estas son algunas de las opciones que papá tiene para ayudar a su pequeño desde que conoce su llegada.

 
Padre y bebé
 

En el embarazo

1. Acompaña a tu pareja a las revisiones. Si no puedes pedir permiso en el trabajo para acudir a todas las consultas, intenta al menos estar presente en las ecografías (sobre todo en la primera y la segunda, donde os dirán su sexo) y en las monitorizaciones fetales del último mes.
2. Infórmate sobre lo que ocurre en el embarazo. La información que encuentres en revistas, libros e Internet sobre el embarazo te ayudará a entender qué le pasa a tu pareja, a comprender mejor su estado de ánimo y a calmar tu propia ansiedad.
3. Habla con tu hijo. Aunque te parezca que no sirve de nada, háblale dulcemente pegando tu cara a su tripa. Hoy se sabe que el feto escucha sonidos del exterior desde el quinto mes de gestación y al nacer podrá reconocer tu voz.
4. Ayuda a preparar su canastilla. Los bebés necesitan muchas cosas y, si quieres utilizar correctamente todo, es mejor que acompañes a tu mujer a hacer las compras y que colabores en la elección de la ropita y demás enseres.
5. Colabora en las tareas del hogar. Si ayudas a tu pareja estás favoreciendo el bienestar de tu pequeño. Hay muchas tareas domésticas que para una embarazada resultan duras. Por eso, procura tú desarrollar las más pesadas.
6. Sé comprensivo con sus cambios de humor. Los cambios de humor de las embarazadas se deben a la revolución hormonal que padecen. Procura entenderla.
7. Cuídate. Sigue una dieta sana, no fumes ni bebas alcohol durante estos meses. Así ella tendrá un fuerte apoyo si ve que actúas de un forma solidaria y evitará tentaciones al verte hacer todo lo que ella no puede.
8. Asiste al parto. Los especialistas recomiendan que el padre esté presente en el paritorio. Su presencia reduce la ansiedad de la madre, le ayuda a soportar las contracciones y supone un apoyo fundamental en el expulsivo. Además, para la mayoría de los padres es el momento más importante de su vida. No te lo pierdas.

Yolanda Virseda




Elige y compra en Amazon