Manualidades para el Día del padre

Hecho con sus manitas

Para un padre no hay regalo más especial que aquel que prepara su hijo con sus propias manos. Échale una mano en su fabricación.

 
día del padre

Estas son propuestas que nos hicieron las mamás en el concurso “Un regalo para papá”. Se realizan con material casero y con la participación activa del otro protagonista de la fiesta: el niño.

Juegos con fotos
* Dominó. Imprimimos fotos del tamaño de las fichas, las pegamos en cartulina, las plastificamos y ¡a jugar! Hay que sustituir cada número del dominó por una foto diferente.

* Juego de parejas. Se realiza con fotos de 6cm x 6cm donde aparecemos en diferentes lugares.

* Puzzle con una foto de la familia. El niño lo recorta en trocitos desiguales y ¡a montarlo! El juego quedará mejor si se plastifica.

Así es mi papá… ¡en caricatura!
Llenas una media de algodón para que quede una bola, se anuda y se corta lo que sobra. Así tendrás la cabeza de nuestro muñeco. Como pelo se pegan unos cuantos hilos de lana o algodón pintado con pegamento. Los ojos serán dos botones de igual color que también se pegaran y la nariz se consigue girando un trozo de la media hasta crear una pequeña bolita. La boca la pintarán los niños del color que quieran y como quieran: sonrientes, con la lengua fuera o llena de dientes.

Un pisapapeles muy especial
Con un trozo de arcilla en forma ovalada, estampa su huella de la mano o el pie. Deja secar, pinta y barniza. ¡Misión cumplida!

Un posavasos para la oficina
Solo necesitas dos trozos de plastilina que el niño aplanará y moldeará con forma de cilindro. Después fórralo con forro adhesivo para libros cuidando que no se hagan pompas. Es mejor que este paso lo hagas tú porque a ellos puede costarles un poco.

Marcapáginas para los lectores
Pega sobre una cartulina una foto de tu hijo con su padre y plastifícalo con forro adhesivo. En uno de los extremos, haz un agujero y ata un cordel. Si tu hijo ya sabes escribir puede rematarlo con alguna dedicatoria para papá.

Sales de baño para relajarse
Se necesita sal gorda y un aroma (puede ser su perfume favorito). En un recipiente metemos la sal gorda, añadimos unas gotas de su perfume y movemos con energía hasta que toda la sal se haya impregnado con el olor. Después podemos teñir la sal con algún colorante alimenticio, pero esto es opcional. Lo metes es un frasco bonito y ¡listo!

Un marco de fotos casero
El niño coloca una foto suya en el centro de una cartulina. Dale unas pinzas de la ropa de madera para que las pinte con témperas. Cuando estén secas, debe pegarlas sobre los bordes de la foto con cola blanca. Después, coloca otras dos pinzas en la parte trasera a modo de patilla y tendrá un marco original y hecho por su hijo. También puedes probar con plastilina o arcilla para hacerlo.

Un mantel para comer
En una cartulina, pega distintas fotos de tu hijo o de la familia. Deja que tu pequeño dibuje o escriba mensajes para su padre en los huecos libres que dejen las fotos. Después, plastifica la cartulina y tendrás un original mantel individual.

Un práctico portalápices
Con la ayuda de un abrelatas, corta la parte superior de una lata y líjala para que no corte ni raspe. Toma medida de las dimensiones de la lata y corta la cartulina, papel charol y papel regalo. Pon una foto del niño en el centro y decora el resto con los recortes. Dale una capa de cola blanca con un poco de agua.

Para el coche
Dile a tu hijo que modele un coche con arcilla. En una de las ventanillas coloca una foto del niño. Haz un agujero en la parte superior en el que anudarás un cordel. Deja secar y cuélgaselo del espejo interior de coche. Podéis añadir un mensaje afectuoso.