Cómo lograr una costudia compartida exitosa

La mejor solución para los hijos en caso de separación

10/09/2008

El Gobierno impulsará la custodia compartida en caso de divorcio. Es una alternativa aún poco habitual, pero ya se sigue en algunas CC AA. Y según los expertos, si se hace bien, las ventajas son muchas.

 
padres pintando

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, anunció en junio de 2012 que su departamento impulsaría un cambio en el Código Civil para que la custodia compartida de los hijos en caso de separación deje de ser algo excepcional en un sistema que suele otorgar a la madre el derecho a vivir con los niños. 

Con este cambio, se fomentará la custodia compartida de los niños, como ya se hace en algunas comunidades autónomas, como Cataluña, Aragón o Valencia. Y será el juez quien decidirá en cada caso qué conviene más al niño y qué régimen de convivencia con los dos padres se establece (semanal, quincenal o mensual).

Esta modalidad es frecuente en países como Francia, Suecia o Canadá, donde la ley la contempla desde hace años.

¿Beneficios para todos?

Sin duda, es una ventaja para los niños poder ser educados tanto por la madre como por el padre y este tipo de custodia permite un trato equilibrado. El que ambos dediquen el mismo tiempo a sus hijos favorece que se impliquen por igual, y los niños pueden igualmente compartir sus propias vivencias con los dos. Sin embargo, algunos especialistas opinan que cuando los hijos son pequeños es preferible recurrir a otras fórmulas. Antes de los 4 años, necesitan mucha estabilidad y el hecho de estar constantemente pasando de un entorno a otro puede perturbar su desarrollo. Hasta ese momento, un régimen de visitas más amplio que el que se suele conceder en la mayoría de los casos puede ser la mejor opción.

En cuanto a las dificultades que pueden encontrar los niños que han de “mudarse” de casa cada cierto tiempo, como el hecho de convivir con uno solo de los padres, son las propias de cualquier adaptación a una nueva situación. Tras un período de rodaje, los niños consiguen superarlas.

Condiciones para una buena custodia compartida

  • Una buena relación entre los padres es condición indispensable. Ha de existir una comunicación fluida, un respeto mutuo y la plena conciencia de que, aunque se ha terminado la relación de pareja, la labor como padres continúa. Una buena relación no significa una relación de amistad, pero sí una responsabilidad mutua y buena voluntad.
  • Los domicilios de ambos progenitores han de ser próximo para que los hijos puedan mantener el mismo entorno social, educativo y familiar que favorezca su adecuado equilibrio psicológico.
  • Un cambio de mentalidad. Si no les damos a los padres la opción de participar en condiciones de igualdad en dicha tarea, nunca disfrutaremos de una realidad social basada en la igualdad entre hombres y mujeres.

Asesoramiento: Carmen Imedio Pérez. Psicóloga – Mediadora Familiar de G.A.I.M. Mediación de Pareja y de Familia.

 


Elige y compra en Amazon