Permiso de lactancia

¿Me dejarán alargar la baja maternal?

Nuestro país ofrece una baja maternal de 16 semanas en caso de parto normal y 2 más por cada bebé nacido en caso de parto múltiple. Finalizada esta etapa, podrás disfrutar de otro periodo de protección a tu situación: el llamado permiso de lactancia. ¿Cómo disfrutarlo? Estos son tus derechos.

 
Bebé mamando

El Permiso de lactancia estará vigente hasta los 9 meses del hijo como mínimo y podrá ser ejercido indistintamente tanto por la madre como por el padre pero la nueva ley de reforma laboral anula la posibilidad de repartirlas entre ambos. Se puede disfrutar de tres maneras distintas:

1. Una hora de ausencia del trabajo. Es decir, has de asistir al trabajo, ausentándote y volviendo a tu puesto una hora después. Esta opción te beneficiaría si vivieses a escasa distancia de tu oficina o también, si en tu empresa dispusieran de un lugar adecuado para dar de mamar y la persona que está a cargo de tu hijo, pudiera llevártelo hasta allí.

2. Media hora de reducción de jornada. Podrás reducir tu jornada laboral en media hora, bien al inicio o bien al final de la misma, lo que mejor se adapte a los horarios de tu hijo.

3. Alargar la baja maternal en unos 14 días. Con la puesta en marcha de la Ley para la Igualdad efectiva de mujeres y hombres, se incorporó una nueva modalidad de disfrutar el permiso de lactancia, tanto para las madres como para los padres. Se trata de acumular las horas de lactancia y convertirlas en jornadas completas de permiso. En la práctica, supone la posibilidad de alargar la baja maternal.

El problema de esta opción es que no se trata de un derecho directo, es decir, queda a expensas de lo que se fije en la negociación colectiva o, en su defecto, en el acuerdo que llegue la trabajadora o su pareja con la empresa. Por tanto, podrían negártelo, aunque no suele ocurrir ya que para la empresa suele ser una ventaja. En efecto, cuando la madre se incorpora a su puesto de trabajo, lo hace al cien por cien.

Otra de las cuestiones sobre las que la ley no se pronuncia es en cuántos días de permiso se traduce la acumulación de las horas. Así, mientras en algunos convenios son dos semanas, en otros se habla de entre 15 y 18 días laborables, lo que en la práctica supone una semana más. Los convenios más generosos suelen encontrarse en el ámbito de las Administraciones Públicas –destacan las cuatro semanas del personal de instituciones sanitarias del Servicio Cántabro de Salud.

Asesoramiento: Ana Pacheco, abogada y presidenta de la Asociación de lactancia materna "Do de Pit" y miembro del comité de lactancia materna del Hospital Joan XXIII de Tarragona. Esmeralda Sanz, técnica de la Secretaría Confederal de la Mujer, de Comisiones Obreras.

Raquel Burgos