¿Quieres adoptar en Madrid?

Tienes dos meses para apuntarte en la bolsa de la Comunidad

La Comunidad de Madrid reabrirá el próximo 20 de octubre su bolsa de adopción durante dos meses, aunque las autoridades insisten en que esto no significa que haya más menores para ser adoptados.

 
papás con un bebé

Durante los últimos cuatro años, las familias que querían adoptar un hijo en la capital tenían que acudir a la adopción internacional pues la lista autonómica estaba cerrada por el exceso de demanda. La bolsa que sí se mantiene abierta con carácter permanente es la de familias dispuestas a adoptar pequeños con enfermedades crónicas o discapacidades.

En unas semanas (desde el 20 de octubre y durante 60 días) todas las familias que deseen acoger a un pequeño nacido en hospitales de la región y dado en adopción tendrán una nueva oportunidad.

Todo madrileño que quiera formar parte de esta bolsa debe acudir al registro del Instituto Madrileño del Menor y la Familia, situado en Gran Vía nº 14, los registros de la Comunidad de Madrid, la Administración General del Estado o los ayuntamientos que hayan firmado el convenio de Ventanilla Única. Allí, deberán entregar un certificado de nacimiento de cada uno de los solicitantes, empadronamiento, un documento acreditativo de su vida como pareja de hecho o matrimonio durante al menos tres años, certificado médico y de antecedentes penales, fotocopia de los DNI y fotografías de carné y rellenar además un cuestionario individual que encontrará en www.madrid.org o en las mismas ventanillas.

Entonces empezará el proceso para obtener el certificado de idoneidad emitido por la Comisión de Tutela del Menor. Para ello deben acudir a sesiones informativas y superar un estudio psicosocial para pasar a formar parte del Registro de Familias para la Adopción.

Los solicitantes pueden optar a la adopción nacional o internacional, pero la asignación de un menor por autoridades extranjeras paraliza el proceso nacional.

Según estimaciones de la Comunidad de Madrid, entre 60 y 70 menores son dados en adopción cada año en la región, la mayoría por renuncias a la patria potestad de sus madres en distintas maternidades. A ellos hay que añadir unos 700 menores que llegan de otros países.

En la actualidad, hay más de 2.000 familias declaradas idóneas para la adopción de niños menores de 3 años.