Las españolas, las madres más entregadas a la familia de Europa

Un estudio analiza los cambios en la maternidad

26/04/2012

El estudio “La cara cambiante de la Maternidad en Europa Occidental” analiza los cambios que se han dado en la forma en que las mujeres viven su maternidad.

 
Maternidad

Las mujeres españolas sólo disponen de 39 minutos al día para sí mismas. ¿Y a qué crees que lo dedican? ¿A relajarse, leer, ver la televisión, navegar por Internet? ¡Pues no! Los dedican a su familia y, sobre todo, a sus hijos. Esa es una de las principales conclusiones del estudio “La cara cambiar de la Maternidad en Europa Occidental” elaborado por P&G. Y esta dedicación a la familia es lo que más diferencia a nuestras mamás de las del resto de Europa, que invierte su tiempo para ellas (mayor al de las españolas) en su enriquecimiento personal.

Pero este no es el único aspecto que aborda la investigación, realizada en más de 9500 madres, de 13 países europeos. Las mujeres españolas han retrasado la edad a la que son madres más allá de la treintena, siete años más tarde que generaciones anteriores. “Ahora, las mujeres se preocupan mucho más de formarse académica e intelectualmente para poder criar a su hijo de forma independiente”, declaró la psicóloga Alejandra Vallejo-Nájera durante la presentación del estudio. “Lo que también es cierto –continuó Alejandra– es que a partir de los 30 tener un bebé es algo extraordinariamente importante para las mujeres que lo desean, tanto que lograrlo se convierte en el foco de su vida.”

Además de esa mayor formación académica, el progreso profesional como alternativa de vida, la consolidación tardía de pareja estable y el difícil equilibrio entre vida familiar y laboral son otros factores que atrasan la maternidad. Según el estudio, el 48% de las mujeres españolas desean cuidar, atender y educar a sus hijos con plena atención, pero al mismo tiempo quieren que su rendimiento en el trabajo no se resienta debido a compromisos familiares.

Las madres de generaciones anteriores se venían, sobre todo, como amas de casa. Ahora el 48% se considera administradoras del hogar, un papel polifacético que va más allá de esa figura.

La influencia de la crisis es otro de los aspectos que ha analizado el estudio. El 48% de las encuestadas aseguró que las dificultades económicas actuales de una u otra manera perjudica sus habilidades como madres, es decir, un 29% tiene presente que el clima económico actual hace que ser una “buena” madre resulte un poco más complicado y un 19% considera que los efectos de la crisis dificulta mucho serlo. “Cuando una mujer quiere ser madre y cuando lo logra va a por todos y hace lo que sea por cuidar a sus hijos”.

 

Laura Jiménez




Elige y compra en Amazon