La relación afectiva con el hijo adoptado

Las preguntas que te harás

Adoptar a un niño es una decisión importante que levanta muchas preguntas. Por su condición de especialista en adopción y madre adoptiva, Isabel Orjales tiene la respuesta a muchas de ellas

 
educación del adoptado

¿Existe el instinto maternal?

El debate sobre la existencia de un «instinto maternal» de origen biológico es muy controvertido. La única diferencia entre la mamá biológica y la adoptiva es que la primera comienza la relación con el niño mucho antes. No debe preocuparnos este hecho.

¿Cómo surge el sentimiento maternal?

La relación de apego (la intensa relación de interdependencia que surge entre un bebé y su cuidador habitual) se va construyendo desde el primer momento y no existen diferencias entre hijos adoptados e hijos biológicos.

¿El certificado de idoneidad me asegurará que seré un buen padre adoptivo?

No existe ningún estudio ni informe que pueda asegurarte el éxito en la educación de un hijo ni biológico ni adoptivo. Sin embargo, los especialistas pueden ayudarte a conocerte mejor a ti mismo y alertarte, en caso necesario, de algunos aspectos que puedan dificultar el proceso.

¿Cómo sabré si seré capaz de aceptar al niño tal como es?

Tendrás las mismas incógnitas que un padre biológico: ¿sabré hacerlo?, ¿estaré a la altura?, ¿me gustará?, ¿me aceptará? Matiza si te preocupa «aceptar al niño como es o aceptar cómo se comporta». La personalidad de un niño se va forjando durante toda la vida, de modo que tu influencia ayudará a que haya una mayor sintonía entre ambos, tenga el origen que tenga.

¿Es posible que él nos rechace?

Recibirás sesiones de preparación para el encuentro y el período de adaptación. Estas, unidas al período de estancia en el país del niño, ayudará a que exista un acoplamiento mutuo. Los niños más pequeños se desorientan porque deben dejar a los cuidadores (hayan recibido un trato cercano o no), aprender a recibir abrazos y besos a los que pueden no estar acostumbrados y porque vienen de personas que, en muchas ocasiones, tienen otros rasgos físicos, otro idioma e incluso un olor distinto. Su reacción no debe interpretarse como un rechazo, sino como un proceso lógico de adaptación que se supera en unos días.

 


Elige y compra en Amazon