El cuidado de la boca en el embarazo

Caries, ¡a raya!

El  embarazo no te “costará un diente” si extremas las medidas de higiene, aunque algo de razón tiene el dicho popular.

 
mujer cepillandose los dientes

Existen estudios que muestran una mayor incidencia de caries en este período: en concreto, se apunta a una incidencia tres veces superior en las embarazadas. La culpa podría tenerla el PH salival, que es más ácido estos meses, lo cual aumentaría el riesgo. También se ha observado que es mayor la apetencia por los dulces, alimentos cariógenos por excelencia. Y otra hipótesis, mucho más simple, señala que las embarazadas van menos al dentista, en ocasiones porque piensan, erróneamente, que no es este el mejor momento para someterse a un tratamiento odontológico. Recuerda que una caries no deja de ser una infección que es necesario tratar, sobre todo ahora. El odontólogo conoce bien qué tratamientos pueden usarse y cuáles deben dejarse para después del parto.

Cómo cuidarte

No descuides las medidas de higiene:

1. Lávate los dientes después de cada comida.

2. Si tienes las encías sensibles –algo habitual y completamente normal en el embarazo-, utiliza un cepillo de cerdas suaves.

3. Algunos estudios apuntan que el riesgo de caries es mayor en las mujeres que presentan vómitos. Si perteneces a este grupo, extrema los cuidados.

4. Si ya tienes alguna pieza en mal estado, acude al dentista.

 

Maite Izquierdo




Elige y compra en Amazon