¿Ahora que estás embarazada sueñas más de lo habitual? Averigua por qué

Motivos ocultos

Muchas embarazadas relatan que nunca han soñando tanto en su vida como ahora que esperan un bebé. Este aumento en su actividad onírica tiene su explicación. 

 
embarazada

El embarazo es una etapa de cambios y de ilusiones, pero también de miedos y de inseguridades. Por eso, no es de extrañar que tengas la sensación de que la gestación te hace soñar más y con más intensidad.  Al igual que cuando vivimos cualquier etapa intensa a nivel amoroso o profesional, los sueños también son más intensos. Además, las embarazadas suelen tener un sueño más ligero y agitado. Se despiertan más a menudo. Por eso, tienen la sensación de soñar más que de costumbre. 

Durante estos nueve meses, verás plasmados en tus sueños los deseos y miedos de tu nueva situación, con representaciones oníricas que harán alusión a tu hijo, al desarrollo de tu embarazo, al parto y también a otros aspectos de tu maternidad y relación de pareja. No todas las embarazadas tienen los mismos sueños pero casi todas comparten los mismos temores representados en estos sueños. Cada persona debe hacer su propia interpretación en función de sus sentimientos y vivencias. 

Por qué soñamos 

Mientras dormimos, soñamos cada media hora. En otras palabras, tenemos una media de 5 sueños oníricos por noche. Nuestros sueños son bastante largos, duran unos 20 minutos. Afinando los cálculos, nos pasamos unos 100 minutos diarios inventando historias increíbles. Entregarse a esta tarea durante tanto tiempo sólo puede significar que soñar es importante para nuestra salud y estado emocional. Es lo que piensan gran número de especialistas. En opinión del psicólogo Nicholas Humphrey, "la función principal de los sueños es ensayar sentimientos para aprender cómo funcionamos en situaciones extrañas que quizás no hemos vivido nunca pero que puede que ocurran". Así, los sueños serían un laboratorio de ensayo en el que resolvemos conflictos y miedos. También lo piensa la psiquiatra y escritora Consuelo Barea que afirma "Soñamos para aprender a vivir".  

 

Ana Vallejo