8 buenas ideas para lucir tu embarazo

Sácale partido a tu estado

Ahora que tienes tripa, pecho y que no debes excederte con los tacones altos, conseguirás lucir tu embarazo con estrategias distintas a las habituales. Estos son trucos de estilista para sacarle todo el partido a tu estado.

 
vestir embarazada

Si perteneces a las bajitas o medianas, tu estado se hará evidente hacia el cuarto mes, si eres alta podrás disimularlo más tiempo. Sea lo que sea, desearás alargar tu silueta. Aprovéchate de algunos trucos y evita errores.

  1.  En general, huye de la ropa muy suelta. Te sienta mejor la que se acerca a tus contornos.
  2.  Los vestidos son prendas todo terreno que estilizan la silueta. Si son de color liso o dibujo pequeño, mejor que estampados. Las cintas que se atan a la espalda son muy cómodas para ir adaptando el vestido al tamaño de la tripa. 
  3. Si llevas prendas de arriba y de abajo, lograrás el mismo efecto alargador armonizando colores. Evita los contrastes fuertes que acortan la silueta. Lo mismo pasa con el color de las medias y los zapatos, mejor si son del mismo color para estilizar la pierna. Si eres de nalgas voluminosas, elige pantalones de tono oscuro: negro, azul marino, burdeos.
  4. Al menos que seas una mujer más bien alta, olvídate de las rayas horizontales muy pronunciadas, los estampados marcados y de colores fuertes que te harán parecer más ancha. 
  5. Las mallas son prendas cómodas que hacen la pierna delgada lo que contrarresta el volumen de la tripa. Llévalas con blusas y tops largos y botines del mismo color que las mallas. También te quedarán muy bien las faldas tubo con elastina. Con un blazer, quedan muy elegantes en cualquier circunstancia.
  6. Al menos que seas alta, huye de los pantalones bombacho o de pierna ancha. En verano, los shorts o los pantalones a media pierna son perfectos con un top suelto. 
  7. El truco es atraer la atención hacia la parte alta de tu persona. Lo lograrás cuidando tu pelo y maquillaje y llevando pañuelos, bisutería -collares, pendientes, broches- o un bonito escote. Ahora, te lo puedes permitir más que nunca.
  8. Con los accesorios -pañuelos, bisutería, zapatos...- conseguirás acomodar tu ropa a cualquier circunstancia.
 

Magda Campos