Los miomas pueden complicar el embarazo

Bajo viligancia

Muchas mujeres en edad fértil tienen miomas y se quedan embarazadas con normalidad. Si este es tu caso, tu ginecólogo vigilará su evolución.

 
Los miomas pueden complicar el embarazo

Los miomas, también llamados fibromas, son pequeños tumores no cancerosos que crecen dentro o en la parte exterior del útero. Son bastante frecuentes en mujeres en edad de procrear. Como raramente provocan dolor, se suelen descubrir durante algún control ginecólogo rutinario. En casos extremos, pueden llegar a tener el tamaño de un pomelo aunque suelen ser bastante más pequeños. Se relaciona su crecimiento con la secreción de estrógenos por lo que suelen aumentar de volumen durante el embarazo y disminuir con la menopausia. La mayoría de las veces, son asintomáticos pero no siempre.

Los miomas durante el embarazo

Es infrecuente que los miomas dificulten la concepción y la gran mayoría de las gestaciones se suele desarrollar sin problemas. La complicación más frecuente es el aumento de tamaño del mioma y su colocación dentro del útero. Si está situado entre el bebé y el cuello del útero, puede impedir el parto por vía vaginal y obligar a una cesárea. Pueden provocar otras complicaciones como:

Esos casos deben tratarse con carácter urgente para no poner en peligro la gestación. Contra el dolor, se suele prescribir medicamentos. Tanto en el embarazo como durante una cesárea, se evita la extirpación de los miomas por los riesgos asociados de parto prematuro y hemorragias.

Los miomas después de la gestación

Durante el puerperio, los niveles de estrógenos en sangre bajan y los miomas más voluminosos irán perdiendo tamaño. Sólo se intervienen cuando provocan alguno de estos trastornos:

  • Reglas prolongadas y anormalmente abundantes.
  • Dolor abdominal.
  • Dolor durante el coito.
  • Ganas frecuentes de orinar y dolor en la micción.

Los miomas se pueden tratar con medicamentos que tienen un efecto sobre su tamaño pero no los elimina. Existen varias técnicas quirúrgicas para su extirpación. Como afecta a la integridad del útero, la decisión en cuanto a su eliminación quirúrgica y el método utilizado dependerá de varios factores. Entre otros, tu edad, las complicaciones en un embarazo previo y vuestro deseo de tener más hijos.

 

Victoria Gómez