A más edad, más dificultades para lograr el embarazo

A partir de los 35 años las complicaciones aumentan

En España, 10.991 mujeres de 40 años se convirtieron en madres en 2013 según datos del Instituto Nacional de Estadística. 791 mujeres lo hicieron a los 45 años y 124 a los 50 años y más. Unas cifras alentadoras para aquellas que han ido retrasando su maternidad y temen que el reloj biológico les alcance de lleno. El embarazo tardío es posible, aunque a menudo requiera paciencia y constancia.

 
pareja

Cada año, la edad para convertirse en madre se retrasa algo más. En 2012, rebasó los 32 años entre las españolas, una cifra realmente elevada si la comparamos con lo que ocurría en la década de los 70. En 1976, las mamás españolas tenían de media 28,5 años y la mayoría apostaban por los 3 hijos (2,80 por mujer). Hoy, no alcanzan los 2 (1,32) por lo que nos hemos convertido en un país de hijos únicosLas costumbres, la situación socioeconómica de las parejas y también la ciencia médica están en el origen de tanto cambio. 

Los especialistas sitúan los 35 años como la edad a partir de la cual se considera un embarazo como tardío. En efecto, los datos estadísticos que se manejan apuntan a que a partir de esta edad, aumenta la probabilidad de sufrir los siguientes problemas:

1. Puedes tardar más en quedarte embarazada. La mujer nace con una reserva de óvulos determinada. A partir de los 30 años, empieza a decaer la cantidad de óvulos y también su calidad. En algunos ciclos, es posible que no ovules aunque tengas la regla. Está dentro de lo normal necesitar más tiempo para conseguir una gestación. Pero como justamente no sobra, los especialistas recomiendan acudir al médico al cabo de 6 meses de intento.

2. Aumentan las cifras de anomalías cromosómicas y abortos espontáneos. Un fenómeno llevaría al otro ya que muchos abortos tienen su origen en el hecho de que el embrión no es viable a causa de malformaciones genéticas.

3. El embarazo gemelar es más frecuente. Esto es así en la naturaleza y la probabilidad aumenta aún más cuando hay que recurrir a la fecundación in vitro. El embarazo gemelar se asocia a una tasa de abortos mayor.

4. Corres más riesgo de padecer diabetes gestacional. Tu ginecólogo estará atento a tu curva de glucemia. Te recomendará cuidar tu alimentación y hacer ejercicio físico moderado a diario.

5. La probabilidad de una cesárea aumenta con la edad. 

A partir de los 40 años, si tu embarazo se asocia a factores de riesgo, su seguimiento estará a cargo de una unidad de alto riesgo obstétrico.

 

Magda Campos