5 tipos de aborto espontáneo en el primer trimestre

Sus síntomas, sus cuidados

Según las semanas de gestación, los síntomas y el desarrollo, se distinguen 5 formas distintas de abortar. Diferenciarlas ayuda a emitir un diagnóstico sobre su origen, tratamiento y siguiente embarazo.

 
5 tipos de abortos

Pérdidas vaginales de sangre o líquido amniótico, dolor abdominal o en la parte baja de la espalda y contracciones son los principales síntomas de un posible aborto. Si bien siempre son motivo de consulta, no siempre ponen punto final a la gestación. Pero si finalmente ocurre, conviene saber qué tipo de aborto se ha sufrido para planificar mejor el siguiente embarazo.

  1. Amenaza de aborto. Tienes pérdidas de sangre por la vagina de distinta consideración pero tu cuello del útero no ha dilatado y se confirma que tu bebé está vivo. A menudo estos embarazos llegan a buen término con reposo y en caso necesario, un tratamiento farmacológico.
  2. Aborto inevitable. Ocurre cuando sangras, tienes contracciones y tu cuello uterino está dilatado. Llegados a este punto, no se pueden detener los síntomas y el aborto se produce.
  3. Aborto incompleto. Has perdido parte del contenido uterino pero aún quedan restos. En estos casos, se procede a un legrado por aspiración.
  4. Aborto diferido. Se ha diagnosticado por ecografía que si bien tu útero contiene placenta y membranas, el feto ha muerto o nunca hubo embrión como en el caso de un óvulo huero o de un embarazo molar.
  5. Aborto por infección. Si has abortado por una infección uterina necesitarás tratamiento de inmediato.
 

Victoria Gómez




Elige y compra en Amazon