Las 4 medidas que previenen malformaciones en el bebé

Protégele desde el embarazo

Los 4 aspectos básicos que debes cuidar antes y durante el embarazo para alejar el riesgo de malformaciones en el bebé.

 
ecografía
 

1. Antes del embarazo

Consulta pregestacional y otras medidas. Es aconsejable que acudas a la consulta ginecológica antes de quedarte embarazada para que el especialista valore tus antecedentes y te pueda orientar tanto en la dieta y suplementos, como en pruebas analíticas para comprobar tu estado vacunal y si eres inmune o no a algunas infecciones. Pregunta qué vacunas debes ponerte y qué tiempo has de esperar para quedarte en estado.
Si te tratas con ácido retinoico o isotretinoína (generalmente por acné) consulta para planificar el embarazo, porque en algunos casos debe pasar un año desde que dejas de tomarlo.
La mayor parte de las malformaciones se producen en el primer trimestre, cuando los órganos del bebé se están formando. Por eso, cualquier mujer joven sin anticoncepción activa y que mantenga relaciones sexuales debe comportarse como si estuviera embarazada y ha de tomar precauciones al hacerse exploraciones radiológicas.
En el esperma de tu pareja. Algunas medicaciones que se excretan por el semen pueden ser teratógenos, como algunos antiprostáticos. El finasteride, usado para la alopecia, puede causar alteraciones en el feto de sexo masculino. La griseofulvina, un antifúngico, también se excreta por el semen y se acumula en el organismo. Debe evitarse el embarazo en los 6 meses siguientes a la finalización del tratamiento.
Si hay antecedentes familiares. Cuando hay antecedentes familiares de alteraciones genéticas, existe la posibilidad de calcular el porcentaje de riesgo en la consulta preconcepcional o bien con el genetista. En esa visita se instauran las políticas adecuadas para prevenir la enfermedad o se dan las pautas para el diagnóstico prenatal lo más precoz posible.

 



Elige y compra en Amazon