El triple screening, una prueba importante del primer trimestre

Más fiabilidad, mejor predicción

El triple screening es una prueba fundamental para la detección temprana de cromosomopatías. Gracias a su capacidad de predicción y su fiabilidad, evita muchas amniocentesis innecesarias. Conocerás los resultados tan pronto como en la semana 13 de la gestación.

 
analisis

El triple screening es una prueba combinada encaminada a descartar malformaciones cromosómicas del feto. "En este cribado se conjugan dos análisis, un marcador ecográfico que mide la translucencia nucal y dos marcadores bioquímicos, la hormona betahCG libre y la proteína A plasmática (Papp-A)" explica la Dra. Viñuela. Estos datos se combinan con otros factores, como la edad de la madre y se obtiene un porcentaje de riesgo de ciertas cromosomopatías y anomalías fetales que deberán confirmarse después con otras pruebas. 

La ventaja fundamental del nuevo screening es que permite obtener ese diagnóstico de forma temprana, en torno a la semana 13, un factor importante en el  diagnóstico prenatal. "Este análisis debería hacerse de forma rutinaria a todas las embarazadas pero en algunos centros no está disponible. En ese caso, se haría otro screening ya en el segundo trimestre" aclara la doctora. 

A la vista de los resultados, el ginecólogo recomendará o no confirmar el diagnóstico con otra prueba. Existen tres opciones: la  amniocentesis, la  biopsia de corion o el  análisis del ADN fetal contenido en la sangre materna. Para la primera hay que esperar a la semana 16 mientras que la segunda se realiza en la semana 12 y la tercera a partir de la 10 por lo que podrás tener los resultados definitivos en el primer trimestre. La dos primeras son invasivas y conllevan un riesgo de aborto de entre el 0,5 y el 1 por ciento.

Con el nuevo cribado, se detecta el 90% de los casos de síndrome de Down en vez del 65% del anterior screening. Además, se han reducido los falsos positivos que han pasado del 10 al 4% evitando así pruebas invasivas innecesarias. 

Asesoramiento: Dra. Carmen Viñuela, ginecóloga del hospital Gregorio Marañón de Madrid.

 

Magda Campos