8 preguntas sobre la ecografía y el diagnóstico prenatal

Fundamental para controlar la salud del bebé

La ecografía se ha convertido en una herramienta de primer orden para controlar la salud del feto durante el embarazo. Te contamos cómo prepararte para ella.

 
 

Ecografías en 4D

¿Crees que puede haber algo más emocionante que el primer bostezo de tu hijo?

La ecografía es una herramienta de diagnóstico de primer orden en medicina. Durante el embarazo nos permite conocer muchos datos sobre la salud del feto de forma no invasiva. Respondemos a las preguntas más frecuentes sobre esta prueba que te repetirán varias veces durante la gestación.

1. ¿Quién realiza las ecografias?

Las realizan médicos obstétras o radiólogos. Se requiere una formación específica, por lo que se trata de personal médico muy cualificado.

2. ¿Es necesario tener la vejiga llena de orina cuando te hacen la ecografía?

Se necesita tener la vejiga llena de orina cuando se practica una ecografía abdominal a una mujer no embarazada. La razón es que la orina almacenada en el interior de la vejiga ocupa el espacio existente entre el aparato genital interno y la pared abdominal. De esa manera actúa de transmisor de los ultrasonidos, que de otro modo no podrían llegar a su destino, pues ese espacio sería ocupado por el intestino y, por tanto, por gas, que impide la transmisión de los ultrasonidos y deja todo el aparato genital interno en una zona inaccesible para el estudio ecográfico.

Sin embargo, en el embarazo el feto está rodeado de líquido amniótico, que actúa de ventana ecográfica y permite el estudio sin que se precise ese requisito.

En caso de ecografías vaginales no es necesario tener la vejiga llena.

3. ¿Qué papel cumple la ecografía en el diagnóstico prenatal?

Además del importantísimo papel que desempeña por sí sola como método para diagnosticar la normalidad anatómica del feto, existen muchas técnicas que precisan ser ecoguiadas, es decir, que necesitan de una ecografía simultánea para llevarse a cabo.

Con las técnicas de diagnóstico prenatal no sólo se diagnostican malformaciones o cromosomopatías, sino que también pueden realizarse controles evolutivos de determinadas enfermedades (por ejemplo, anemia fetal) e incluso puede existir una posibilidad terapeútica. Siguiendo con el ejemplo de la anemia fetal, pueden realizarse transfusiones sanguíneas al feto. La ecografía es fundamental también para evaluar el bienestar del feto antes del parto. Para ello, se requiere el uso del doppler.

4. ¿Qué diferencia hay entre malformación fetal, enfermedad congénita y alteración cromosómica?

Las enfermedades congénitas derivan de una anomalía en el desarrollo normal del feto y, por tanto, están presentes al nacer: "congénito" significa que se tiene ya en el nacimiento. Pero las causas de una anomalía congénita son variadas: pueden deberse a alteraciones cromosómicas, a daños causados al feto desde el exterior como en la exposición a determinados agentes infecciosos ( toxoplasma, rubéola…), químicos (tóxicos, medicamentos…), físicos (radiaciones ionizantes…), biológicos ( diabetes, inmunización por Rh…), e incluso ser de origen desconocido.

5. ¿Los defectos congénitos se pueden observar por ecografía?

Algunos sí y otros no. Hay defectos congénitos que afectan sólo a la función de un órgano y no repercuten en el aspecto externo del individuo; otros, sin embargo, sí afectan a la morfología del paciente y se traducen en una malformación que podría ser detectable por ecografía. En definitiva, existen anomalías congénitas que no conllevan una malformación y otras que sí.

6. ¿Las malformaciones siempre provienen de alteraciones cromosómicas?

No. Un feto malformado puede tener sus cromosomas alterados o absolutamente normales. Pensemos en los recién nacidos que fueron expuestos a aquel fármaco llamado talidomida tenían malformaciones en los miembros, pero sus cromosomas eran normales.

7. ¿Qué técnicas de diagnóstico prenatal pueden requerir la realización simultánea de una ecografía?

Las técnicas invasivas, aquellas en las que se "invade" el claustro materno con el fin de tomar una muestra biológica que nos ayude a establecer un diagnóstico. Las muestras que obtenemos son distintas según la técnica usada, por lo que, en función del caso, unas son más apropiadas que otras.

La amniocentesis permite obtener líquido amniótico, cuyo estudio nos informa sobre el número y distribución de los cromosomas. Mediante el estudio bioquímico del l íquido amniótico también puede establecerse si existe afectación fetal en algunos casos de enfermedad materna o si el feto presenta madurez pulmonar en caso de riesgo de parto muy prematuro, etc. Técnicamente consiste en extraer líquido amniótico, para lo que se utiliza una aguja apropiada y una jeringa, todo ello estéril y bajo control ecográfico.

La biopsia corial permite extraer, mediante una pinza especial, vellosidad corial (tejido placentario), todo ello bajo control ecográfico. También aporta información sobre el cariotipo fetal y hace posible establecer la existencia de enfermedades hereditarias. Pero sobre todo tiene gran interés para el estudio de enfermedades metabólicas.

Mediante la cordocentesis se extrae sangre fetal, con la que se obtiene el cariotipo del feto, pero también se realiza un estudio bioquímico de la sangre con el fin de conocer si existe anemia fetal o datos de infección por algunos gérmenes, como en la toxoplasmosis, así como valorar ciertas enfermedades metabólicas.

Mediante la biopsia de la piel o del músculo fetal (biopsia fetal) se pueden diagnosticar enfermedades cutáneas musculares graves.

Asimismo la ecografía permite realizar determinados tratamientos intraútero, como transfusión de sangre a fetos con anemia.

8. ¿Es la ecografía una técnica infalible?

Todas las técnicas tienen limitaciones. Además, ciertos factores pueden dificultar el estudio: obesidad materna, la posición del feto... Pero además, existe la posibilidad de que una malformación de las llamadas progresivas sea tan pequeña en la semana 20, que no pueda verse a tiempo para interrumpir el embarazo y en cambio sí sea visible más adelante. No obstante, la capacidad diagnóstica de estas técnicas es hoy en día elevada.

Asesoramiento: Dra. Carmen Guillén, ginecóloga.

 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon