10 preparativos antes del parto

Todo listo para el gran día

La canastilla, su habitación, los últimos detalles del parto... se acerca el nacimiento del bebé y se acumulan las cosas por hacer. Los últimos meses de tranquilidad son un buen momento para preparar esos detalles que no pueden faltar en su bienvenida. Averigua la fecha probable de parto con nuestra calculadora. 

 
Preparativos antes del parto

Tu embarazo toca a su fin. En apenas unas semanas tendrás a tu bebé contigo y el tiempo libre se habrá acabado, al menos, durante un tiempo. Por eso, puedes aprovechar la recta final de tu embarazo para ultimar los detalles necesarios antes de su llegada y, sobre todo, para evitar que los imprevistos hagan acto de presencia en el que será el día más importante de vuestras vidas. Toma nota de los 10 preparativo que te ayudarán a darle la bienvenida.

1. Prepara la maleta para ti y para él. Si hay algo que debes tener listo en el momento del parto es, sin duda, todo aquello que necesitarás llevar a la Maternidad. Debes tener en cuenta que tu bebé puede llegar antes de lo previsto y, por eso, es recomendable tener la maleta preparada a partir del séptimo mes. Mete pañales, un par de bodies de manga larga y abiertos por delante –más fáciles de quitar y poner–; un gorro de algodón y algo de ropa para cuando vengan "las visitas". Además, puedes incluir también cremas, lociones atópicas y un par chupetes. Además de hacer su maleta, también debes tener lista la tuya. No te olvides de llevar varios camisones cortos y abiertos por delante –para facilitar la lactancia– una batas, unas zapatillas, braguitas desechables, dos sujetadores de lactancia y discos absorbentes.

2. Elabora tu plan de parto. Elegir la posición en la que se va a dar a luz, la administración de oxitocina sintética o la separación madre-hijo, son algunos detalles del parto que teóricamente puedes elegir. A través de un documento remitido al servicio de atención al usuario del hospital o la clínica, es posible elegir un Plan de parto adaptado a cada mamá. Los profesionales sanitarios están obligados a respetar ciertas decisiones adoptadas libre y voluntariamente por los padres de bebé.

3. Ultima los detalles de su habitación. La cuna, el mueble cambiador y hasta los juguetes. Tu hijo necesita un espacio confortable para dormir y jugar y ahora es el momento de dotarlo de todo lo necesario. Ten en cuenta que su habitación debería estar decorada con colores cálidos, tener una temperatura agradable y luz directa. Además, un sillón para la lactancia será muy cómodo para los primeros meses. Consulta todo lo que debes incluir en la canastilla del bebé.

4. Repasa las respiraciones para el parto. No solo el bebé necesitará que esté todo listo para el parto. Tú te enfrentarás a un momento para el que también necesitas estar preparada. Si te apuntaste a clases de educación maternal, éste es el momento de repasar lo aprendido. Si no lo hiciste, infórmate sobre los diferentes tipos de respiración más apropiados para cada fase del parto. Te ayudarán a reducir el dolor y a relajarte en ese momento tan importante.

5. Infórmate sobre la lactancia. Lo más importante es decidir qué tipo de lactancia materna quieres para tu hijo: lactancia materna o artificial. Debes comentarlo con tu ginecólogo después del alumbramiento para tomar las medidas necesarias en cada caso. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la leche materna de manera exclusiva durante los primeros 6 meses y combinada con otros alimentos hasta los dos años debido a los innumerables beneficios que aporta a los más pequeños. Si hay circunstancias que te obligan a alimentar a tu niño con biberón puedes optar por dárselo con leche materna.

6. Habla con el anestesista. Si has decidido que quieres que te administren la  anestesia epidural en el parto, es conveniente que acudas a la consulta del anestesista para informarte de los detalles, los efectos secundarios y descartar contraindicaciones.

7. Practica los ejercicios de Kegel. Entrenar y tonificar el músculo perineal hace posible aumentar la elasticidad del periné, algo que te ayudará en el momento del parto. Seguro que en tus clases de educación maternal ya te hablaron de los famosos ejercicios de Kegel. Recuerda que una de las maneras más sencillas de practicarlos es contraer los músculos perineales como si quisieras contener el pis. Tras 5 minutos relaja los músculos y vuelve a contraerlos.

8. Deja comida preparada en el congelador. Cuando un bebé llega, por fin, a casa, toda la atención recae sobre él. Los pañales, la lactancia, la hora de dormir... además, no estarás recuperada del todo y necesitarás la ayuda del papá para atender al recién nacido. Por eso, cuando se acerque el momento, puedes dejar algunos tuppers con comida ya preparada en el congelador. Esto os ahorrará trabajo en vuestra vuelta a casa y os permitirá disfrutar, aún más, de vuestro pequeño.

9. Elige quién te acompañará en el paritorio. El padre suele ser el elegido para acompañar a la futura mamá en el momento del parto. Sin embargo, en algunos casos no es posible. Si tienes más hijos pequeños y no tienes con quien dejarlos, es posible que tu pareja no pueda estar contigo en el paritorio. En estos casos, puedes recurrir a una persona de confianza o a una doula. Recuerda que necesitarás a tu lado alguien que te trasmita tranquilidad.

10. Infórmate de tus derechos. 16 semanas. Éste es el tiempo que la baja maternal te permitirá estar con tu bebé. También tienes derecho a disfrutar o a acumular una hora diaria para la lactancia.Tu pareja también disfrutará de un permiso de paternidad.

Asesoramiento: Coral García, directora de Centros Maternalia

 

Ana Vallejo




Elige y compra en Amazon