Reposo en el embarazo

Las complicaciones que lo motivan

 Si tu embarazo sufre determinadas complicaciones, será mejor que guardes reposo. Te explicamos qué actividades puedes hacer en cada caso.

 
Reposo
 

¿Reposo absoluto o relativo?

Reposo absoluto significa estar en la cama –incluso a veces requiere ingreso hospitalario–, y sólo levantarse para ir al baño. En el reposo relativo, se puede alternar la cama con el sofá, pero nunca estar "trasteando’ por la casa”. Además, has de saber, que la mejor forma para descansar es tumbada o semiincorporada, pero nunca boca arriba –el peso del útero sobre la vena cava dificulta la velocidad de retorno de la sangre, y la motilidad intestinal–; colócate de lado, de forma que la tripa descanse sobre la cama, y alterna la posición para evitar la aparición de úlceras en la piel.

Raquel Burgos