La quinta enfermedad en el embarazo

Cómo tratar el eritema infeccioso

La quinta enfermedad es una infección provocada por un parvovirus muy contagiosa y frecuente entre los escolares. Descubre cómo se trata en el embarazo.

 
la quinta enfermedad en el embarazo

El eritema infeccioso, comúnmente llamado " quinta enfermedad", es una infección provocada por el parvovirus B-19 humano. Es muy contagioso y frecuente entre los escolares.

 Se manifiesta con los síntomas típicos de cualquier infección vírica: algo de fiebre y malestar general. A los 10 días, los mofletes del niño aparecen enrojecidos por el exantema que padece. Muchos adultos desconocen si han tenido la quinta enfermedad y han desarrollado imnunidad contra ella porque los síntomas pueden ser muy leves y pasar desapercibidos.

La quinta enfermedad y el embarazo

Se calcula que entre el 25 y el 50 por ciento de las mujeres no es inmune al virus B-19 humano por lo que el contagio no es raro en el embarazo. No suele afectar al feto, sólo en casos excepcionales puede producir anemia fetal grave. Las consecuencias de tal amenia pueden ir hasta una insuficiencia cardíaca congestiva que se manifiesta por un edema llamado hidropesía fetal. Cuando esta complicación se presenta, una transfusión sanguínea a través del cordón umbilical puede ser necesaria.

No hay vacuna contra la quinta enfermedad. El tratamiento antiviral tampoco resulta beneficioso. Cuando una embarazada ha estado expuesta a un posible contagio, se puede buscar la confirmación del diagnóstico con un análisis de sangre. Si los resultados son positivos, se vigilará el estado del feto por ecografía durante 12 semanas para descartar la anemia y la insuficiencia cardíaca congestiva.

 

Victoria Gómez




Elige y compra en Amazon