Todas las técnicas de reproducción asistida

¿Lo conseguiré con su ayuda?

Existen varias técnicas para lograr un embarazo que no se logra de forma natural. Se eligen en función de la edad de la mujer y del origen del problema.

 
Inseminación
 

Todas las técnicas de reproducción asistida

Se recomendará la conveniencia de intentar una técnica u otra en función de varios factores. Van desde un simple fármaco para estimular la ovulación a sofisticadas técnicas de fecundación.

* Inducción de ovulación: está destinada a mujeres que únicamente padezcan problemas de ovulación. Consiste en la administración de fármacos, por vía oral o inyectables, que favorecen el inicio del crecimiento de uno o más folículos y estimulan su rotura para la expulsión del ovocito.

* Inseminación artificial conyugal: indicada cuando existe alguna alteración en la calidad o cantidad de los espermatozoides, pero también para otras causas de esterilidad desconocidas o en el caso de que no haya tenido éxito la inducción a la ovulación. Consiste en la colocación de semen en el tracto genital femenino. Se deben realizar entre 4 y 6 ciclos de inseminación, si no se obtiene resultado positivo, la pareja probablemente precisara de otra técnica de reproducción asistida. Tiene una eficacia del 10-18% por intento.

* Inseminación artificial con semen de donante: la técnica es la misma que la anterior pero se realiza en casos de esterilidad masculina severa como la azoospermia –ausencia de espermatozoides-. También en caso de enfermedades hereditarias dependientes del varón.

* Fecundación in Vitro (FIV): se optará por esta técnica si al cabo de cuatro intentos de inseminación no habéis alcanzado el embarazo y también cuando existe daño u obstrucción en las trompas. Se extraen los ovocitos por vía vaginal y se colocan en un medio de cultivo de laboratorio junto con los espermatozoides para que penetren espontáneamente y den origen al embrión. Tiene éxito en un 30-35% por intento. En tres intentos consiguen el embarazo entre el 75% y el 85% de las parejas.

Microinyección espermática (ICSI): es una variedad de la fecundación in Vitro, con una diferencia: se inyecta un solo espermatozoide directamente dentro de cada óvulo. Se realiza en casos de esterilidad masculina severa, pero también en casos en que ha fallado la fecundación in Vitro o cuando existe una mala calidad de los óvulos que dificulta la entrada del espermatozoide por sí mismo.

Donación de ovocitos: se recurre a esta técnica cuando la mujer no puede producir ovocitos o bien son de mala calidad e incapaces de generar un embrión: ausencia o fallo de los ovarios, menopausia precoz… Se trata de una FIV de los óvulos de una donante anónima con el esperma de la pareja de la mujer receptora, en la que se implantan después los embriones fecundados. Tiene éxito en un 40-50% por intento.

Beatriz García