Supera el síndrome de infertilidad

Ante problemas de esterilidad, apoyo psicológico

Tristeza, incertidumbre, frustración... Son sentimientos frecuentes en las parejas con problemas para tener hijos; tanto que los expertos ya los han catalogados como signos de un nuevo síndrome, el de infertilidad. Con apoyo psicológico se puede superar.

 

Tener un hijo, lo más natural del mundo para la mayorías de las personas, puede ser una carrera de fondo llena de obstáculos para otras; para alrededor de 800.000 parejas españolas que tienen problemas de fertilidad y que, en algunos casos, deben superar dificultades médicas, económicas y hasta laborales para ver cumplido su deseo de ser padres. 

Porque es un hecho que las técnicas de reproducción asistida les ayudan –y mucho–, pero hasta tener a su hijo en brazos, deben recorrer un camino que puede ser largo y causar dificultades emocionales; unas dificultades que, según los expertos, afectan hasta al 60 por ciento de las personas que acuden a los centros de reproducción. 

Muchos, muchos sentimientos

Incredulidad, frustración, irritabilidad, culpa, tristeza, incertidumbre, ansiedad, esperanza, miedo... Ésa es, más o menos, la sucesión de sentimientos por la que van pasando las parejas desde que descubren sus problemas para concebir hasta que nace su bebé. Unos síntomas psicológicos que entran dentro de lo que los expertos han llamado síndrome de infertilidad y que, si el proceso se alarga, puede afectar a otros ámbitos de su vida: 

  • Su vida sentimental: La relación de pareja puede resentirse, porque uno de sus miembros experimenta un sentimiento de culpa; porque tienen diferentes formas de enfrentar la situación; porque no hablan de ello y pierden comunicación; o porque uno puede querer seguir un tratamiento de reproducción y el otro preferir la adopción.
  • El entorno social: En algunos casos, se aíslan para no ver a esos amigos que acaban de ser padres, para no contar sus problemas a su familia o simplemente porque están deprimidos.
  • El ámbito laboral: Pueden tener dificultades por faltar a su trabajo para hacerse pruebas médicas, por verse obligados a pedir bajas laborales tras realizarse los tratamientos...

Claves para superarlo 

Un estudio realizado en Suecia revela que el 65% de las parejas que desisten de sus intentos para ser padres, lo hacen por cansancio psicológico y no por causas médicas o económicas. Y es una pena que pacientes con esperanzas reales, basadas en datos clínicos, no sigan intentándolo. Por eso, el apoyo psicológico es clave para prevenir ese cansancio, mejorar el estado de ánimo y lograr superar las dificultades emocionales y sociales. Y es que está demostrado que las personas en mejor situación psicológica tienen más posibilidades de concebir un hijo.

La terapia con profesionales –muchos centros de reproducción asistida la ofrecen– no es la única forma de conseguir apoyo psicológico. Acudir a grupos de autoayuda y asociaciones de pacientes ayuda mucho a las parejas, porque les permite conocer a personas que han pasado o están pasando por la misma situación, sentirse comprendidas y superar su sensación de soledad. Por supuesto, sin separarse de su círculo familiar y social de siempre, pero intentando que ese círculo sea próximo, formado por personas con las que tengan mucha confianza, puedan hablar o, incluso, eludir una obligación social.

Tratar, en lo posible, de que el proceso de reproducción asistida no afecte a la vida cotidiana y reforzar la comunicación entre la pareja –no hay que evitar hablar del tema, pero tampoco obsesionarse– son otras recomendaciones que ayudan a seguir el tratamiento con una actitud más positiva y superar los momentos difíciles.

Y lo más importante: que, desde el principio, tengan una información realista y rigurosa, que les haga estar preparados para una prueba de embarazo negativa o para una gestación que no llega a término. En definitiva, es imprescindible que confíen en su médico y en el centro que les trata. 

Asesoramiento: Diana Guerra, doctora en Psicología, responsable de la Unidad de Psicología del Instituto Valenciano de la Fertilidad (IVI), de Barcelona, y miembro del Grupo de Interés de Psicología de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF). 

 

Gema Martín




Elige y compra en Amazon