Tú sí lo notas

Semana de embarazo 7

 
 
Semana 7-Feto gestación

Tú y tu embarazo

Poco a poco, te vas haciendo a la idea de que vas a ser mamá. Tu cuerpo aún no delata tu estado aunque el  tamaño de tu pecho es ya muy distinto al habitual, nunca lo has tenido tan hermoso y turgente. Debajo de la piel se adivinan las venas y la areola ha adquirido un tono más oscuro, quizás haya aumentado de tamaño. En torno a ellas, aparecen bultos diminutos: los tubérculos de Montgomery. No esperes que tu pecho esté oprimido para cambiar de sujetador y elígelo sin aros metálicos que te podrían irritar la piel y con tirantes y laterales elásticos suficientemente anchos para que aguanten mejor el peso de las mamas. Aplica a diario una  crema antiestrías para prevenir su formación.

Por lo demás, sigues con muchas ganas de dormir y puedes tener  náuseas sobre todo al levantarte por la mañana. También aumentan tus visitas al baño. El útero presiona sobre la vejiga, estimulando las ganas de orinar.

Tu bebé

El embrión va ganando tamaño: mide de 10 a 14 mm y pesa 1,5 g. Es aún minúsculo, imagínate el volúmen de una judía. Tiene una cabeza enorme, que ocupa la mitad de su silueta y unos ojos grandotes. No ve pero la formación del nervio óptico está en marcha. En la cavidad bucal se dibuja un inicio de lengua. A lo largo de su espalda se están constituyendo las vértebras. Todo un milagro en un ser tan diminuto.

El consejo de la semana

Descansar todo lo que te pide el cuerpo es el mejor consejo para este segundo mes de embarazo. Procura hacer pequeñas siestas después de comer o a media tarde. Compra libros y revistas, y sumérgete en el dulce mundo del bebé.

Importante: si aún no has acudido al ginecólogo para tu primer consulta, no retrases más la cita. 

Si deseas recibir cada semana nuestro Calendario del Embarazo por e-mail, apúntate a nuestro servicio de información personalizada.  Regístrate ya


Ver semana 6

Ver semana 8