El tiempo se detiene

Semana de embarazo 36

 
 
Semana 36-embarazada bostezando

Tú y tu embarazo

Parece que el tiempo se detiene y que el parto nunca llegará. Las molestias típicas del final del embarazo se acentúan. Te cuesta descansar y te despiertas a menudo por las noches. Han vuelto los ardores de estómago, las ganas de orinar, te sientes pesada y se te hinchas manos y pies. ¡Paciencia! Aún te faltan 4 semanas para cumplir las 40 que suele durar un embarazo.

A partir de ahora, acudirás a tu ginecólogo cada semana. Además de comprobar tu estado de salud, te hará un  registro cardiotocográfico (monitorización) para controlar los latidos del bebé y la frecuencia de las  contracciones uterinas.

Tu bebé

Tu pequeño mide 45 cm y pesa 2,400 kg. Está perdiendo el lanugo, ese fino vello oscuro que le cubría. Cuando nazca, observarás restos, sobre todo, en la espalda y los hombros. Muchos recién nacidos tienen un abundante pelo fino y lacio, parecido al lanugo que se caerá en los primeros meses de vida. 

El consejo de la semana

Tu libido va decayendo. Te encuentras pesada y torpe. Tranquila, hay muchas maneras de mantener relaciones sexuales con tu pareja a parte de la penetración. Además, la eyaculación en la vagina puede desencadenar el parto. En efecto, el esperma contiene prostaglandinas que actúan sobre las fibras uterinas. La probabilidad es muy pequeña pero existe.

Si deseas recibir cada semana nuestro Calendario del Embarazo por e-mail, apúntate a nuestro servicio de información personalizada.  Regístrate ya


Ver semana 35

Ver semana 37