Siempre que puedas, relájate

Semana de embarazo 30

 
 
Semana 30-Embarazada haciendo yoga

Tú y tu embarazo

Estás cada vez más incómoda en la cama. Cuando te tumbas,  acuéstate de lado sobre el costado izquierdo y coloca una almohada entre tus rodillas. Así, el útero no presiona sobre la vena cava inferior y la sangre llega mejor a la placenta. Por este mismo motivo, evita descansar boca arriba.

Es posible que el  cloasma haya aparecido en forma de manchas de color café en la parte alta de tus mejillas, el bigote y el contorno de tus ojos. La causa es hormonal y suelen desaparecer en el posparto. Para evitar que se oscurezcan, ponte a diario un factor de protección solar total, incluso en invierno.

Tu bebé

Tu pequeño mide 36 cm y pesa 1,300 kg. Abre los ojos, pestañea y ve la luz que le llega a través de la pared uterina. La grasa se empieza a formar debajo de su piel y no está tan rojizo y arrugadito como antes. El volumen de líquido amniótico va disminuyendo en la cavidad uterina y el espacio disponible para que se mueva también. 

El consejo de la semana

Si bien es falso que cada hijo cuesta un diente, lo cierto es que el riesgo de sufrir caries aumenta. También tu encías son más sensibles y sangran con más facilidad cuando te cepillas la boca. Si aún no has acudido al dentista, no retrases más esta visita para un pequeño chequeo. Y si quieres alejar el riesgo de sufrir una episiotomía, practica los masajes perineales.

Si deseas recibir cada semana nuestro Calendario del Embarazo por e-mail, apúntate a nuestro servicio de información personalizada.  Regístrate ya


Ver semana 29

Ver semana 31