La alimentación en el embarazo gemelar

Alivia las molestias con una dieta equilibrada

Si en un embarazo normal, alimentarse bien es fundamental para el desarrollo del bebé y la salud de la madre, lo es con más razón en un embarazo múltiple. Los principios básicos son los mismo en ambos casos. No así las calorías y la toma de peso.

 
embarazada

Alimentarse para el desarrollo de dos bebés implica un importe mayor de calorías y nutrientes. Las recomendaciones en cuanto a calorías se sitúan en torno a las 300 calorías extras al día, un tercio más que en el embarazo de un sólo feto. Una mujer de peso normal antes de la gestación debería engordar entre 17 y 25 kg, algo menos si iniciaste tu gestación con sobrepeso. 

Los nutrientes 

Al margen de las cantidades, la alimentación de la gestante de más de un feto no cambia sustancialmente de la alimentación en un embarazo normal. Al fin y al cabo, la diferencia se traduce a nivel de calorías en un trocito de carne extra o un yogur y una fruta. Para evitar carencias, tu ginecólogo te prescribirá suplementos del ácido fólico y posiblemente añada uno multivitamínico que contenga yodo, vitamina B y ácidos grasos omega-3, entre otros nutrientes. 

A partir del segundo trimestre, necesitarás tomar más proteínas -carne, queso, pescado- y un suplemento en hierro ya que  la anemia gestacional es más frecuente en un embarazo gemelar. Pero además, puedes mejorar la anemia comiendo  alimentos ricos en hierro o que mejoren su absorción

Molestias al alza

Si esperas gemelos, las probabilidades de sufrir trastornos relacionados con la alimentación son mayores. 

Una molestia típica son las náuseas y los vómitos. La toma de ciertos alimentos y algunos cambios en tus costumbres mejorará tu estado

La retención de líquidos es otra molestia del embarazo que se hace más pesada si están de camino dos bebés. Añade a tu dieta  alimentos que ayuden a aliviar los síntomas de la retención de líquidos.

Si tu digestión se hace más pesada y tienes ardores de estómago, te sentirás mejor con la toma de alguno de estos 7 alimentos.

No a los kilos de más

Si bien el desgaste metabólico para un embarazo gemelar es superior, no se traduce en tener barra libre para los exceso. Seguir durante meses una dieta desequilibrada suele llevar a una toma de peso excesivo con los problemas que suele acarrear: piernas hinchadas, sensación de ahogo, insomnio, dolor de espalda, ciática y contracturas. Todos síntomas muy desagradable en cualquier etapa de la vida, más aún cuando estás embarazada.

Más información: 

 

Magda Campos